Aquí escribo,
al filo de la noche,
en este cuaderno de cristal
y humo,
para ahuyentar las sombras.


Con la ventana abierta,
por si viene el pájaro
del sueño.

AHM







viernes, 20 de febrero de 2009

Palabras como rosas



Damas y caballeros...

Otro premio ha venido a caer en este humilde cuaderno que no pretende ser otra cosa que nocturno.
Se trata del premio Palabras como Rosas, que me ha sido concedido por la simpática y activa Amparo Bernal, del blog Eterna Aprendiz. Muchas gracias por este honor, amiga Amparo, aunque opino que mis palabras tienen poco de rosas y mucho más de otras flores más silvestres...
Y ahora mi selección de premiados, que como siempre me ha costado mi esfuerzo, porque seguimos con la limitación del número siete.

Paso este premio a los siguientes amigos, porque se lo merecen y porque entre sus páginas me he encontrado tan a gusto como en casa:

1- Isis de la Noche, de Isis

2- Locuras del Pensamiento, de María Varu

3- Amapolas en Octubre, de Bel

4- La Mirada Pretérita, de Juan Cairós

5- Miradas Intimas, de Media Luna

6- Verbo y Penumbra, de Antonio del Camino

7- La Ciudad sin Nombre, de Alfaro

Y eso es todo. Espero que lo recibais con los brazos abiertos, como un símbolo de amistad y reconocimiento a vuestros trabajos. Así lo he hecho yo.

Como apostilla quiero dejar escrito que también pensé concedérselo a Amanecer y su bitácora "Dulzura al Amanecer", pero esta amiga tiene ya su casa llenita de premios, y no sé si otro más le iba a caber en la estantería.
Y otra amiga, Gárgola, y su "We Create the Time", se ha quedado en puertas porque últimamente tiene poco tiempo y dudo de que se diera cuenta.
Hay más amigos, afortunadamente, pero también, quizás, habrá otras oportunidades... El caso es que, de una manera o de otra, todos sigamos en contacto y enriqueciéndonos mutuamente con nuestras letras. Los premios vienen a ser una forma de reforzar los vínculos, pero la presencia es lo importante.

Un abrazo a todos.

33 comentarios:

  1. Felicitaciones, no es mas que el reconocimiento merecido de quienes disfrutamos leyendote.

    ResponderEliminar
  2. Estaba justo hablando con otra maga de la palabra, Raquel T.,cuando vi tu comentario y el mensaje del regalo...
    Bueno Antonio, la verdad es que no me lo esperaba, pero ni por asomo, aún estoy salpicando de sal mi torrente sanguíneo, porque realmente me lo dejaste helado.

    Hace poco que te conozco, te admiro en alma y mente, eres muy bueno y creas armonía, creo que te lo dije. Esta vez te tocó a tí, pero he decir que la admiración es mutua y que me has...emocionado.

    Compartimos gustos similares; el misterio de la mente, de la historia, de la palabra, incluso el misterio del propio misterio.
    Tu emblema, muy simbólico, el del cuadro de un romántico como Friedrich, fue determinante.

    Muchas gracias, pero de las de todo corazón, no tardaré en ponerlo en mi blog... ¡joder, es mi primera medalla de guerra tio, ya te vale!

    ¡En serio, muchísimas gracias!

    P.D_Si me dejo algo que no cumpla ni llene este agradecimiento por tu hermoso gesto, que sirvan las palabras de Shakespeare en Hamlet para hacértelo llegar:

    ¡Menos retórica y más sustancia!

    Eso, que el suspiro que no viste ni oiste, tiene más sustancia que todas mis palabras.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Amigo Antonio, sorprendida me has dejado por tu detalle, hace relativamente poco que nos comentamos aunque he de decirte que desde el primer instante me sentí como en casa propia, por tu espontaneidad y tu sencillez.
    Me llevo este regalo y como todos los anteriores recibidos, los conservo en mí, con agradecimiento y todo mi afecto.
    Gracias y un abrazo… no cambies nunca amigo.

    María

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Ignacio.
    Esto de los premios es un poco como la lluvia. Vas por un camino abierto y de pronto te cae un aguacero... Afortunadamente, en este caso, se trata de una lluvia fina y amiga que refresca y acompaña.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Antonio, enhorabuena por el premio que has recibido,
    y gracias, lo llevaré por supuesto a mi ciudad,lo recibo con los brazos abiertos y por supuesto con el corazón.
    Más a bajo he visto un poema de Hölderlin, no puedo pasar sin leerlo,pero ya no me dará tiempo a comentarte nada,hasta la noche.
    Gracias, y un beso.

    ResponderEliminar
  6. ¡Así que te he sorprendido, Juan!

    Me alegro mucho de haber tenido el honor de concederte tu primera medalla.
    Me parece a mí que entre románticos anda el juego, así que a seguir con la vela encendida, a ver si entre todos iluminamos algo este mundo oscuro...

    Un abrazo, poeta bohemio.

    ResponderEliminar
  7. Muchas felicidades....hace poquito que te leo pero estoy segura que el premio es muy merecido, porque todo lo que he leido aqui, me ha gustado.
    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Felicidades por ese premio, precisamente eso, como una rosa. Tengo, y así te lo ofrezco, el convencimiento de que te lo mereces muy mucho, así como todos a los que se lo concediste. Estupenda elección, pues, de quien te lo dio y de quien, a su vez, lo regaló ;)
    Abrazos de enhorabuena para todos...
    P.D. Gran experiencia esa de vivir el otorgamiento reciente con el enorme poeta y amigo que es Juan C., emoción compartida por sus palabras como rosas, doy fe de ello...

    ResponderEliminar
  9. Sí, María, hace poco que nos conocemos, pero no hace falta mucho tiempo para identificar a un amigo, y tú lo eres sin duda, amiga.
    Me alegro de que lo recibas con agrado.

    Un abrazo, o una abraçada, que es lo mismo.

    Pd.- Lo de cambiar..., me parece a mí que a estas alturas no va a ser. No está en mis planes ni en mis posibilidades. Así que por eso tranquila, porque uno va a seguir siendo el mismo siempre, y cada día un poco más.

    ResponderEliminar
  10. Gracias, Alfaro, y gracias también por aceptarlo.
    Más tarde espero tu comentario sobre Hölderlin.

    Un beso, poeta.

    ResponderEliminar
  11. Gracias, Malú.
    A mí también me gustan tus letras, y me molesta el hecho de no haber leído aún completa tu última entrada. Los días tenían que tener más horas, por lo menos cuatro o cinco, y las noches..., las noches tenían que ser casi interminables.
    Dejo el "casi" para ver de vez en cuando el amanecer sobre el Cantábrico.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Muchas gracias, Raquel.

    Yo creía que Juan ya tenía sus premios, y resulta que no, que soy yo el primero que le pone una medalla. Me siento feliz por ello.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Enhorabuena por este nuevo premio, Antonio. Ya irán llegando más... te lo aseguro ;)

    Beso grandote.

    ResponderEliminar
  14. Antonio!!! qué linda sorpresa y qué alegría me has dado!!!!

    Te lo agradezco con todo mi corazón... Y yo creo que tus palabras sí son como rosas, pues dejan un perfume imposible de olvidar en el alma de quien las lee.. Aunque claro, pueden ser también las flores silvestres con las que te identifiques tú, la cosa es que son eso: como flores que generosas se abren para mostrarnos su universo interior y ser estrellas en tu cuaderno de noche ;)

    Me ha emocionado tanto que digas que te sientes como en casa cuando vas a visitarme... Eso me ha conmovido mucho... Mil gracias.. me llevo este premio en el corazón y lo colgaré de las estrellas para contemplar en mi noche el resplandor de tu amable gesto...

    Me alegro mucho de haber encontrado este hermoso cuaderno nocturno... y la luz de sus páginas...

    Te dejo un abrazo inmenso!!!!!!

    PD: ¿se lo tengo que entregar a siete personas también??? ;)

    ResponderEliminar
  15. Gracias, Luisa, pero...

    ¿Ves lo que has hecho con darme el Dardo?
    Está la academia revolucionada. En principio la española y luego a saber los suecos..., que lo mismo se están haciendo los ídem y dentro de unos años tengo que irme de viaje a Estocolmo. ¡Con lo viejito que estoy!
    Y digo yo..., en vez de premios ¿no se me podían dar jamones?
    No ando bien de dentadura, por la edad, pero unos ricos jamones de Jabugo me los bebería como si fueran vino de Rioja, en lonchas finitas y sorbo a sorbo. :)

    Sólo es una idea... Jajaja

    Un abrazo, amiga.

    ResponderEliminar
  16. Una alegría para mí, Isis, darte este premio y que lo recibas con ese agrado.

    Lo de que tú hagas lo mismo y lo repartas entre otras siete personas, corre de tu cuenta. No es obligatorio, en absoluto. Tú decides.

    Un abrazo, Isis.

    ResponderEliminar
  17. ¡felicidades Antonio!
    Y que gesto más bonito el de dedicárselo a 7 personas...
    Estoy segura de que te caen más,
    el reconocimiento existe!
    Que lo disfrutes como disfrutamos de tu cuaderno nocturno ;D

    ResponderEliminar
  18. Hola, Leal, y gracias.

    Tengo que decirte que en principio estabas en mi lista, pero no sé qué tiene tu blog que me ha bloqueado el ordenador hasta tres veces; no podía entrar. Me pedía que instalara un control activex... Para mí que es cosa de los peces.
    Ya he visto que has hecho cambios. Quizá era justo cuando yo intentaba acceder esta mañana. No sé.
    Por cierto, divina la música que has puesto de Mike Oldfield, no la conocía.

    Un saludo, y ten cuidado con los peces, que ya están muy graaandes.
    :)

    ResponderEliminar
  19. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  20. Felicidades Antonio. El tiempo sigue siendo el mismo y una, aunque a veces sea un poco más silenciosa y moderada, sigue dándose cuenta de todo: leyendo y sintiendo profundamente lo que lee (soy fiel a mis gustos y afectos). Me alegro y me orgullo de que hayas llegado a través de 'we create the time' a algunas de las maravillosas personas-poetas y poetas-personas que has conocido y a las que hoy reconoces con este bonito premio, me da inmensa alegría ver a mis amigos en tu lista.

    Un abrazo
    PD. El comentario es lo mismo, sólo que había un pequeño error de redacción, que seguro no será el único, pero este al menos lo he detectado.

    ResponderEliminar
  21. Felicidades, amigo Antonio, por el nuevo premio! Sos merecedor,sin lugar a dudas!
    Luego paso a leer tu publicación, con el tiempo suficiente para deleitarme.

    Un gran abrazo!

    ResponderEliminar
  22. Bien, Gárgola, gracias por tus amables palabras.

    Si alguna vez tengo otra oportunidad, ya sabes que te debo un premio.

    Lo más hermoso es lo que dices de los amigos y la alegría de que el círculo se vaya ampliando. Eso es lo más importante.

    Un abrazo, amiga del tiempo.

    ResponderEliminar
  23. Gracias, Silvia.
    He visto hace un momento que al lado de tus mariposas hay un cuento nuevo. Voy a buscar tiempo donde sea para leerlo cuanto antes.
    Qué bueno sería si hubiese tiendas donde vendieran tiempo a buen precio...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. ya me distes un premio,
    un 12 de febrero ;P

    Y la canción de Mike Oldfield cuando la descubrí...
    despertó algo en mí que permanece latente, sobretodo las notitas de piano...me hizo llorar de lo bonita que la sentí.

    ResponderEliminar
  25. Querido Antonio:
    ¡Qué sorpresa! Por supuesto que lo recojo encantada. Estos premios son como pequeños regalos virtuales que nos hacemos los unos a los otros para celebrar nuestra amistad. Te agradezco muchísimo que hayas pensado en mí.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  26. Felicidades Antonio!!
    Por tu premio!!!
    Gracias por haber pensado en mì para este premio, por la intenciòn, y màs aùn que me nombres en una de tus entradas.
    Eso es, doblemente premio.

    Felicidades a los premiados!!
    Nuevamente gracias Antonio!!

    Besos de premio, y muchos màs.

    ResponderEliminar
  27. Don Antonio, muchísimas gracias por lo que me toca. Como bien dices, por mi parte, lo recibo con los brazos abiertos y como evidente símbolo de amistad. Del mérito del blog, seguiremos dudando (lo siento, es mi naturaleza).

    Dándole vueltas al significado de este galardón, he pergeñado estos versos, sin duda, mejorables. Están abiertos para ser destripados, corregidos, cincelados, retocados, retorcidos... vamos, lo que se dice, a disposición del respetable.

    La palabra en el papel
    y la rosa en el rosal.
    Palabra y rosa: fanal
    frente a la sombra y la hiel.
    Cuando brota a flor de piel
    la voz, libre y caudalosa;
    cuando clava, poderosa,
    sus espinas en lo feo,
    late la luz, y así veo
    la palabra como rosa.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  28. Es un placer recibir un "premio" de un amigo de palabras como tú. Un placer reconocerme en tus cuadernos y compartir contigo otras miradas. Lo mejor de los premios es que nos descubren otros mundos. Me alegra saber que mis palabras hacen que te sientas como en casa. Gracias Antonio. Ninguna de tus entradas puede dejar indiferente a nadie. Ya sabes que me encanta leerte y reflexionar contigo y con tus comentaristas, y seguir luego reflexionando a solas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  29. Pues felicidades por este nuevo premio, Antonio. Ya vas acumulando unos cuantos...
    será porque te los mereces.

    Enhorabuena y una rosa.

    Liz

    ResponderEliminar
  30. Felicidades!

    ¿Sabes? A veces nos haces pensar más de la cuenta...Te cuento un secreto, tu entrada del Lema de Nietzsche, provocó un "debate" entre amigas...ya ves lo que hacen los blogs :-)

    ResponderEliminar
  31. Antonio, te hice un comentario en la primera entrada que hicisteis sobre el admirado Hölderlin. Mi en hora buena por otro premio, menudo árbol de navidad te esta quedando, más estrellas que un general, bueno...Bromas a parte, si, que puedo decir que esta rosa marchita sobre un libro viejo, jamás se marchitará el sentimiento desgarrador que expresan las espinas de la rosa y las palabras de Hölderlin escritas sobre unos pétalos de rosa.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  32. Mi amigo, la maga pasa a dejar una música de caracolas alegres por estos premios que recibes, te lo mereces por la calidad de tus obras y por tu calidad HUMANA que es tan valiosa como tus escritos. un besote.

    ResponderEliminar
  33. Gracias a todos por vuestras amables palabras, y felicidades a los nuevos premiados.

    Perdón por el retraso.

    ResponderEliminar