Aquí escribo,
al filo de la noche,
en este cuaderno de cristal
y humo,
para ahuyentar las sombras.


Con la ventana abierta,
por si viene el pájaro
del sueño.

AMB







jueves, 29 de enero de 2009

Indian Summer



Los que soléis pasaros por aquí ya conoceis este tema, porque siempre lo incluyo en mis listas de música. Este "Verano Indio", del guitarrista alemán Friedemann Witecka, tiene algo que siento como alegre y animoso, me transmite buena energía y me mueve a caminar.
Y el caso es que he encontrado en internet, en una página llamada "yotuve", o algo así, un vídeo que ilustra esta, para mí, música amiga, y quiero compartirlo con vosotros. Sólo son fotos de paisajes, pero seguro que os gustan los paisajes, por lo menos los que aquí se ven, que son de esos que invitan a vivir.

AC.

video
________________________________________

- Indian Summer

- Friedemann

9 comentarios:

  1. No lo conocia Antonio y me parece una musica preciosa...gracias por darmela a conocer.
    Creo que por mi blog sabes que me gusta la fotografia, asi que los paisajes son una parte de ella.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Estoy escuchando tu música favorita...es bella.La buscaré para que me acompañe también.
    Me recuerda ciertas películas...Samsara...
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. NO puedo bajar tu canción porque me tiraría toda la mañana. Lo anoto y lo buscaré, por supuesto, no me lo quiero perder.

    Pero sí te puedo hablar del Vernano Indio tal como lo viví un otoño en Connecticut (se escribe así?). Miles de millones de arces de hoja roja extendidos como un océano parecían rebelarse a un otoño que aplastaba el aire, que anunciaba otro océano, pero éste blanco y frío. Aquellos bosques parecían decirme que yo también era hoja de arce, que no quiere morir, pero que formará parte de la tierra indefectiblemente después de la tregua. Y la nieve será su lápida.
    Escueto y grandioso. Indian Summer. Pura naturaleza virgen.

    Chuff!!

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que tanto la música como los paisajes hacen soñar...Me encantaría viajar hasta allí.

    ResponderEliminar
  5. Me alegro, Malú.
    Sí, ya había notado que te gustan los paisajes, jeje. Todo tu blog es un paisaje.
    Ahí justamente es donde me voy cuando tengo tiempo y necesito respirar aire puro, al "rincón de Malú", a tu rincón astur.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Hola, Rayuela.

    Si tienes el programa Pando, u otro similar, házmelo saber y yo mismo te envío la música.

    ¿Hay una película que se llama "Samsara"? No la conozco, aunque no me extraña, porque en cine estoy muy desfasado.
    ¿O lo de 'samsara' lo decías en otro sentido?

    Un beso con aire de nirvana (?)...

    (bueno, más o menos) :)

    ResponderEliminar
  7. Hola, Zen.
    Te digo lo mismo que a Rayuela. De todas formas, imagino que aunque tengas problemas para bajártela, la habrás visto y oído aquí.

    Me ha gustado tu relato del bosque de Connecticut (o 'Conéctica', como dicen en las películas). Allí es donde quería Mia Farrow que se fuera a vivir su entonces compañero Woody Allen, pero éste contestó que no le apetecía habitar en un sitio donde hay hormigas, jeje. Este Woody...

    Pues sí señor, lo que te dijo el bosque es cierto: eres como una hoja de arce, todos los somos, y un día... bueno, ya sabes.
    Pero encuentro un fallo en tu percepción de lo que parecía decirte el bosque: porque tú ya formas parte de la tierra, y la vida no es ninguna "tregua".
    Aparte de que tampoco te dijo, o no lo supiste escuchar, quién o qué eras antes de estar aquí.

    Una vez ensoñé, hace mil años, que moría sobre la nieve. Y, la verdad, me gustó sobremanera esa forma de morir. Uno también tiene sus amores secretos.

    Un saludo, Zen, amigo viajero.

    ResponderEliminar
  8. ¡Sí, es cierto, eres Bruja!
    ¡Te veo en todas partes! Cuando llego a un sitio, veo que tú ya has dejado ahí tu huella de bruja.
    ¿Cómo lo haces?

    A mí también me encantaría viajar hasta allí, pero tengo que conformarme con viajar hasta aquí, por dentro. Y te advierto que es el viaje más difícil, pero el que más merece la pena.

    Un abrazo brujo.

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar