Aquí escribo,
al filo de la noche,
en este cuaderno de cristal
y humo,
para ahuyentar las sombras.


Con la ventana abierta,
por si viene el pájaro
del sueño.

AHM







viernes, 16 de noviembre de 2007



El camino que se adentra en el mar me parece como un regreso al Infinito del que vinimos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario