Aquí escribo,
al filo de la noche,
en este cuaderno de cristal
y humo,
para ahuyentar las sombras.


Con la ventana abierta,
por si viene el pájaro
del sueño.

AMB







jueves, 13 de agosto de 2009

La Tierra



¿Alguien recuerda alguna vez a Pachamama? ¿a la Madre Tierra?
La amiga Isis ya sé que sí, pero los demás solemos vivir inmersos en esa cosa llamada "mundo". Un mundo social con sus normas y sus costumbres, que nos envuelve y nos roba el corazón...
Vivamos como vivamos, la Tierra es nuestra madre y siempre lo será, lo reconozcamos o no, lo sintamos o no. De ella nacímos y con ella moriremos.
Todos somos hijos de la Tierra. Ya sé que asimismo somos hijos del cielo y las estrellas, pero eso sólo es porque Gea nos engendró... Sin Gea, Gaia, Pachamama o como queramos llamarla, no estaríamos aquí pensando, viviendo, sintiendo.
Así que cuidémosla, como a una madre, porque con ello nos cuidaremos a nosotros mismos. No siempre se lleva uno bien con su madre, no siempre, pero hay algo que siempre hay que guardar y mantener: el respeto. Y nuestra madre sin duda lo merece.
Todos nuestros sentires, todos nuestros sueños son parte de ella.

Un abrazo, desde este humilde cuaderno, a la Pachamama.

AC.

16 comentarios:

  1. Antonio,está claro, es evidente que no.Si no,no estaría tan herida y devastada,
    Y basta mirar cualquier paisaje, ver los que nos muestra el video, esa florcita violeta que surge entre la roca;y basta mitar por la ventana, si uno tiene la suerte como yo de vivir donde por la ventana veo cielo y árboles, para ponerse a llorar de la emoción.Para ponerse a llorar por nuestra ignorancia.
    Gracias por esta reflexion, por el video y esa estupenda música.

    ResponderEliminar
  2. Que grande que ayas escrito a la madre de todos^^.
    Si no la respetamos no nos respetamos a nosotros... y todo trae su consecuencia... y siempre sera así.
    de verdad que es un orgullo leer esto...y una gran alegría:)
    un abrazo !

    ResponderEliminar
  3. Me encanta Vangelis..

    Qué gesto tan tierno, querido amigo, ese abrazo humilde a la Madre Tierra.

    Cada mañana, lo primero que hago al levantarme es pararme frente a mi ventana y saludar a la montaña que tengo la suerte de tener muy pero muy cerquita... Son ya incontables los días en que lo he hecho pero siempre la emoción está intacta. Para mí es un prodigio ver desde tan cerca cómo el sol la baña de luz dorada y los árboles, que se los ve tan altos y frondosos, se dejan acariciar por sus rayos.

    Y cuando está nublado, es una maravilla ver cómo desciende una densa niebla por su ladera. No es una montaña muy grande pero está ubicada estratégicamente frente a mi ventana ;) Y sobre ella el cielo tan inmenso...

    Abrir mis brazos y saludar a esta montaña me vitaliza... Creo que la Gran Madre es tan generosa que deja fluir su energía en cada una de sus criaturas. Por eso, cuando abro los brazos frente a la montaña para saludarla, siento que ella también me abraza de alguna manera...

    Y el hecho de que la montaña esté siempre allí.. Imponentemente bella, me hace sentir siempre acompañada y me nace un cariño ancestral ;)

    Me ha encantado esta 'oda al mito' de la Pachamama.. Hay tanta sabiduría en los mitos de los pueblos y es imposible encontrar alguno que no haga referencia a la Tierra como una Gran Madre. Tal vez esto sea una de las tantas y tantas cosas que hemos olvidado; olvido que se evidencia en nuestros actos, tan perjudiciales.

    Ojalá, en los vientos de la Pachamama, retornen estos saberes algún día... Y con ellos, aquella gratitud de la que tan bellamente has escrito.

    Un abrazo inmenso, amigo ;)

    ResponderEliminar
  4. ¡Así nos va Antonio! Pensamos demasiado poco en lo mucho que la herimos y la olvidamos como si poco o nada tuviéramos que ver con ella...lo malo no se para en nosotros , pues los que la heredarán tendrán que pagar unas consecuencias imprevisibles y lo que aún es peor, quizá irrecuperables...
    Ya estoy de vuelta como ves, pero llevo tiempo con problemas de la conexión que ahora parecen ¡por fin! solucionados, de manera que volvemos a "vernos las caras".¡Ah en "Haikus frente al espejo te di respuesta a tus dudas sobre el Haiku de mi entrada...je,je.

    ResponderEliminar
  5. Cuánta razón tienes, Antonio.
    Es necesario, es imprescindible, tener presente a esta Madre Universal, cósmica, que es quiuen nos da vida, quien nos mantiene siempre atentos a sus cambios estacionales, a la maduración de sus frutos... entre los cuales estamos cada uno de nosotros.

    Saludos a ti, y a Isis también, por supuesto.
    ¡Gracias por crear conciencia!

    (Me encantaría regalarte una humilde imagen a la acuarela que pinté hace tiempo, perteneciente a la serie del Realismo Mágico, de la Madre Tierra... pero aqui no hay espacio para anexarla).

    Besos con sabor a tierra mojada

    ResponderEliminar
  6. Madre tierra bonita reflexion dichos@ nos tenemos que sentier por poder aun disfrutar de ella, como hij@s que somos nuestro deber es cuidarla..........un video muy bonito
    Beso desde mi Mar De Libertad

    ResponderEliminar
  7. Ale, ya sé que desgraciadamente no es así, no se respeta ni se quiere a la Tierra, por eso mi mínimo aviso.
    ¿Y qué se puede esperar de un ser, el "humano", que no quiere ni respeta a su propia madre? De un ser tan ciego, tan absurdo, que ni siquiera reconoce a la Tierra como tal, como su madre...
    Pero bueno, afortunadamente no todos somos así, y son muchos los que se reconocen como hijos de la Tierra y la aman y respetan, y la cuidan, en la medida de sus posibilidades.

    A mí me gusta mucho la Luna, a la que considero mi amiga, pero si alguna vez pudiera viajar allá seguramente que lloraría al ver tan lejos a la madre Tierra, al planeta azul en el que todos nacimos y que es el epicentro de nuestras energías.

    Tenemos que hacer todo lo que esté en nuestra mano para ayudar. Aunque también te digo otra cosa: la Tierra no se va a dejar dañar así como así... Es más, puede que no se deje en absoluto, a pesar de las apariencias.

    Un saludo, Ale.

    ResponderEliminar
  8. Me alegra que te guste, Leo.
    ¿Eso siginifica exactamente Pachamama, "la madre de todos"? No lo sabía y me encanta.
    Porque es la realidad.

    Los "marcianos" no podrán decir lo mismo, jeje, pero nosotros sí.

    Un abrazo, amigo terrestre.

    ResponderEliminar
  9. Isis, sabía que ibas a leer esto, estas letras tan simples pero que aluden a un tema tan amplio, y sabía que te iba a gustar.
    No es ningún misterio que tú amas a la Tierra, lo demuestras día a día con tus actos y tus letras.

    ¡Qué suerte ver una montaña desde tu ventana! ¡Qué buena suerte!
    Seguro que esa montaña pensó, hace millones de años, "me quedo aquí, aquí me planto, porque sé que dentro de mucho tiempo delante de mí vivirá la maga Isis"... ;)

    La música del amigo Vangelis tiene muchos detractores, pero yo creo que es ya un clásico del siglo xx. A mí me ha gustado desde siempre.

    Según las profecías Mayas esos saberes perdidos retornarán en muy poco tiempo...

    Un abrazo de 2000 km, amiga Isis.

    (es que lo he medido, si no te llega, que va a a ser que no, te mando otro más grande)

    :)

    ResponderEliminar
  10. Hola, Brujita.

    Ya leí tu respuesta, y te pido perdón por mi curiosidad, jeje. Es que muchas veces escribís en clave (lo cual es lógico) y yo me quedo in albis.

    Así que eran problemas de conexión, pensé que eran vacaciones. Me alegro de tu vuelta.
    Las "consecuencias imprevisibles y quizá irrecuperables" que mencionas, son desafortunadamente muy posibles, en vista del maldito ritmo absurdo que lleva este mundo, pero... ¿quién tiene la culpa? ¿quién lo puede arreglar, si es que aun estamos a tiempo?
    Sinceramente, creo que nadie.

    Me hacía gracia, una gracia amarga, cuando leía todas las esperanzas que se ponían en la figura del presidente Obama, como si fuera más o menos a "arreglar" el mundo. Gente como el mismo Saramago decía que este señor iba a sentar los cimientos de una nueva sociedad...
    Pero Obama es sólo una figura con dos manos, y ante él hay un monstruo de dos millones de manos en contra de cualquier cambio. Y digo 2 millones por no poner muchos más números.

    En fin, cada uno, en su casa, con su conciencia a solas, que haga todo lo que buenamente pueda.

    Un abrazo, Brujita.

    ResponderEliminar
  11. Hola, Liz, amiga de ensueños.

    Así es: somos los frutos de la Madre Tierra, lo que pasa es que estamos algo podridos... Quizá un mal viento se cruzó en nuestro nacimiento y salimos algo "torcidos", pero no todos, no todos, gracias a..., bueno, gracias a otros aires, a otros vientos que también estuvieron presentes.

    Me gustaría mucho ver esa acuarela tuya. Ponla en tu blog, o si quieres me la envías donde tú sabes. Sería todo un orgullo postearla aquí. Haz como gustes.

    ¿Besos con sabor a tierra mojada? Mmmmm, eso es que sigue lloviendo en tierras mexicanas. ¡Qué suerte!
    ¿Por qué viviré en Madrid?
    (será por el karma...)

    Un beso de viento, amiga.

    ResponderEliminar
  12. Gracias, Mar.

    Un beso desde mi Tierra libre.

    ResponderEliminar
  13. Qué vídeo más precioso,y la voz, cuesta imaginarse la tierra sin agua, sin un bosque...
    Me ha encantado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Hola, Alfaro.

    Sí, la tierra sin agua es inimaginable, sería como un gran desierto, pero aquí hemos tenido la gran suerte de ver a esos dos elementos felizmente unidos.
    Otro motivo más para querer y respetar a la madre que nos "parió".

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Recien estoy visitandote, y de verdad tu blog me ha deslumbrado. Todo es bellisimo. Todos tus escritos dan que pensar.

    ResponderEliminar
  16. Me alegro de que te haya gustado, Judith, y espero seguir viéndote por aquí. Bienvenida.

    Un saludo.

    ResponderEliminar