Aquí escribo,
al filo de la noche,
en este cuaderno de cristal
y humo,
para ahuyentar las sombras.


Con la ventana abierta,
por si viene el pájaro
del sueño.

AHM







lunes, 28 de junio de 2010

El hechizo



Hay días en que uno parece haber perdido la sensibilidad, la capacidad de percibir lo mágico y lo bello, el brillo de las horas y las cosas. Son los días en que parece que se me borra el alma...
Por mi ventana se ve un paisaje vacío, sin significado, rutinario y absurdo, que no me dice nada. Mi casa es una cueva solitaria, silenciosa, sin música. Y los libros me miran como si fuese un extraño... Hasta la luna se calla, y las estrellas parecen mirar hacia otro lado.
Siento que se me borra el alma.

Pero he encontrado un buen hechizo para superar eso: simplemente cierro los ojos e imagino que ella, mi chica, está aquí, conmigo, a mi lado. Consigo verla en el pasillo, en la cocina, en el salón, en los cuartos..., iluminando cada rincón de la casa. Oigo su risa, veo sus ojos claros y hasta siento el calor y el color de sus besos, de sus besos de cereza.

E inmediatamente, todo cambia. Vuelve el brillo de las horas y las cosas, la luna recupera su voz y su sonrisa de plata, las estrellas giran sus caras de luz lejana y me miran curiosas.
Y mi alma recobra el dibujo azul de su silueta...


Antonio HM.

10 comentarios:

  1. Muy bonito pero muy nostálgico. Se ve que no puedes estar solo.
    Me ha gustado ver la suerte que tienen algunas de encontrar un hombre tan sensible y romántico.

    ResponderEliminar
  2. Pues sí, Victoria.

    Me gusta mucho la soledad, pero cuando se está enamorado, es algo... dolorosa.
    Pero, bueno, para eso tengo el hechizo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. sI TE ES UTIL ESTE HECIZO BIENVENIDO PARA VOS Y A LOS QUE LES SIRVA. sUERTE!

    ResponderEliminar
  4. Pues la verdad es que sí, Roxana, me es útil.
    Hay muchas horas vacías que se llenan gracias a él.
    Pero, claro, es insuficiente, y lo que uno necesita es estar físicamente al lado de su amada.
    Pero mientras tanto..., uno juega con su fantasía. Y eso ayuda.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Bueno, bueno, bueno... aunque los lobos nunca dejan de serlo me pregunto ¿qué poderoso hechizo es ese que ha transformado al lobo solitario del Cuaderno en uno domesticado? Como en la canción de Sabina... jeje!
    Me alegra comprobar que el Sr. Druida sigue en estado de gracia y que las malévolas sombras, por el momento, andan lejos de este espacio. Bienvenido el amor y las claridades que te trae tu Diótima amigo.
    Mi enhorabuena a ambos.

    Preciosa entrada y preciosa música.

    ResponderEliminar
  6. No hay nada que resista el recuerdo de unos ojos... o de unos besos.. o el solo recuerdo de ese recuerdo...

    Así de potente, de contundente, de mágico es el A M O R..

    y la pasión que avasalla la vida...

    amad... amad sin tregua ;)

    besos!!

    ResponderEliminar
  7. Hola, Cristal.

    ¿Yo lobo "domesticado"? Jeje, va a ser que no. El amor no domestica, emociona, hace sentir y te llena de vida, pero no domestica nada, al menos no a mí.
    Siempre seré un lobo estepario.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Isis, amiga maga:

    Ya a estas edades pareciera que uno está "de vuelta" de muchas cosas, pero cuando el amor llega con su magia... ¡arrasa!
    Así es, por muchos escudos y experiencias que uno lleve consigo. El amor es la fuente de la que hay que beber.
    Y eso es lo que hago, lo que hacemos ella y yo.

    Besos, amiga.

    ResponderEliminar
  9. Amiga Silvia:

    El amor es de muchos colores, pero en mi caso has acertado de lleno, porque mi mejor sentimiento siempre ha sido azul, y siempre lo será.

    Besos.

    ResponderEliminar