Aquí escribo,
al filo de la noche,
en este cuaderno de cristal
y humo,
para ahuyentar las sombras.


Con la ventana abierta,
por si viene el pájaro
del sueño.

AHM







domingo, 2 de agosto de 2009

Crepúsculo




¡Ésta es mi vida, la de arriba,
la de la pura brisa,
la del pájaro último,
la de las cimas de oro de lo oscuro!

¡Ésta es mi libertad, oler la rosa,
cortar el agua fría con mi mano loca,
desnudar la arboleda,
cojerle al sol su luz eterna!


Juan Ramón Jiménez

(de Poesía en verso, 1917-1923)


35 comentarios:

  1. Sì, tambièn esta es mi vida...
    Y tambièn tengo la libertad de cojerle al sol su luz eterna...
    Para iluminar esta vida mìa, cada crepùsculo.

    Intenso poema Antonio, y las fotos, màs aùn!! Gracias!

    Besos!!

    ResponderEliminar
  2. Con cuanta simpleza se dice lo esencial!!
    Gracias por compartir este vital y bellisimo poema.

    ResponderEliminar
  3. Me alegro mucho, Amanecer, de que te haya gustado, aunque con tu sensibilidad poética era previsible.
    Para mi gusto, Juan Ramón es de los mejores poetas en lengua hispana, y en todos sus poemas vibraba una sed de absoluto que podemos calificar de romántica.
    Y me alegro asimismo, y aún más, de que también sea esa tu vida.

    Un beso crepuscular, amiga lejana.

    ResponderEliminar
  4. Que viva la vida escrita por Juan Ramón!

    Mil besos,Taoantonio!

    ResponderEliminar
  5. Sí, Ale.
    Casi parecen dos haikus. Siempre he creído que Juan Ramón tenía mucho de místico.

    Y tú también escribes bellos poemas, lo sé. Aunque no te haya comentado, he leído unos cuantos y me han gustado mucho.

    Un saludo "argentino".

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola, Silviyuela!

    Ya te me has "cruzado" en otros sitios, parece que caminamos casi a la par, jeje.

    Mil y un besos de

    Taoantonio.

    ResponderEliminar
  7. Bellísimo poema, como siempre es un gusto pasar!!!te dejo un gran beso!!

    ResponderEliminar
  8. Preciosa poesia la que nos has traido... bella libertad:)

    buenas noches

    ResponderEliminar
  9. Coincido contigo Antonio. Juan Ramón fue un gran escritor y un excelente poeta. De vez en cuando le releo también.Gracias por trearle.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Gracias, Fabiana, por tu visita y por tu beso.

    Un abrazo, y buenas noches.

    (espero que vaya remitiendo el frío por allá)

    ResponderEliminar
  11. Hola, Leo.

    Te he estado leyendo ahora mismo, y me gustan tus reflexiones sobre la violencia y el "borreguismo" de la gente. Coincido contigo en tus apreciaciones, y perdona si te digo que me recuerdas algo a mí, cuando era joven.

    Sí, preciosa poesía y bella libertad, tal y como dices.

    Buenas noches.

    ResponderEliminar
  12. ¡Hola, Daniel!

    Me alegra mucho de que en esto sí coincidamos, jejeje.
    Confieso, no sin cierta vergüenza, que conozco poco la obra de Juan Ramón, sólo me he acercado a ella muy esporádicamente, pero eso sí, nunca me ha defraudado.
    Y por otra parte, no puedo olvidar aquel viejo "Platero y yo", que en el colegio usaban para hacer los "dictados" y que a mí, ya entonces y a pesar de lo obligado de la lectura, me encantaba.

    Un abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
  13. esta es mi vida.. libertad!

    Un gusto leer su blog. Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Bellísimos esos versos. Y que bien se situan en este Cuaderno.
    Aunque ando crítica con él, a la luz de las últimas informaciones sobre como trató a su esposa Zenobia.
    Como tantos otros, por otra parte...
    Yo también escribía al dictado con Platero. De lo que deduzco, que debía ser común por esa época.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. Llevarse un poquito de sol cada mañana, en la mirada, el bolsillo o la piel, es la mejor forma de empezar el día ;)

    Un abrazo lleno de sol, mi querido amigo ;)

    ResponderEliminar
  16. Tal crepúsculo se quedo en la memoria, se quedo congelado con la brisa de esos dias… los de tus recuerdos.

    Hermoso, un beso.

    ResponderEliminar
  17. Juan Ramos Jimenes, cerquita de mi lugar. sigamos leyendo la vida en letras de Juan Ramos Jimenez, gran poeta, esta una bonita poesia, de grito a la libertad
    Abrazos desde mi mar de libertad

    ResponderEliminar
  18. Ay, Antonio, vaya poema has rescatado. Es estupendo.
    Te dejo un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  19. Hola, Arya.

    Bienvenida a este cuaderno. Ya he visto que tú también escribes buenos versos.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  20. Hola, Cristal.
    Es un honor para mí que digas eso, de que se sitúan bien en este cuaderno.
    En cuanto a lo que dices sobre la relación entre Juan Ramón Y Zenobia, yo creía que era más o menos idílica, parecida a la de Cortázar con su mujer...
    No conozco esas últimas informaciones que dices. Zenobia murió tres días después de que a Juan Ramón le concedieran el premio nobel, asunto en el que ella misma había colaborado todo lo posible, y Juan Ramón la siguió tan sólo un año y medio después, porque, según dicen, no podía vivir sin ella.

    Si escribías al dictado con Platero, es que somos de la misma época, jeje. Plan de estudios de bachillerato del 57.

    Aprovecho para contestar una de tus preguntas, que había dejado suelta: lo del "misterio de los comentarios suprimidos". He estado paseando por el cuaderno y todos los comentarios borrados son de una misma persona: Isoba. Fue mi primera lectora y seguidora, pero no sé por qué ha decidido borrar su perfil de Blogger, abandonar su blog y eliminar muchos de sus comentarios... Misterio sin resolver.

    Un abrazo, querida "extraña de al lado".

    ResponderEliminar
  21. Sí, Vico, hermosa vida.
    Cada uno, a su manera, lo intenta, lo intentamos. Es difícil, pero merece mucho la pena.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  22. Así es, Isis.

    Y por la noche, viene muy bien acariciar la luna.

    Un abrazo, amiga maga.

    ResponderEliminar
  23. Sí, Eduardo, aunque afortunadamente hay otros muchos crepúsculos, uno cada día, y lo bueno es saber verlos todos.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  24. Hola, Mar.

    ¿Así que andaluza como Juan Ramón?
    Me alegro de que te guste. A mí también me gustó tu última poema de "Viajeros del tiempo".

    Un abrazo, amiga.

    ResponderEliminar
  25. ¡Hola, Yurena!
    Qué bueno verte por aquí después de tanto tiempo.
    La verdad es que nada más descubrir el poema, que no conocía, me sentí identificado y supe que tenía que rescatarlo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  26. Aunque no tengo mucho tiempo si que de vez en cuando entro para leerte y ya te echaba de menos...ahora tengo doble que leer porque me despite unos días.
    Me gusto lo que leo.
    Besos

    ResponderEliminar
  27. Hola, Malú.
    Tómate el tiempo que quieras. Me gustaría que aquí, en este cuaderno, te sintieras como en tu casa.
    ¿Encontraste algo de la relación entre Nilo y Nalón?

    Un beso.

    ResponderEliminar
  28. Antonio:

    ¿Cómo puede haber por ahí gente que diga que la poesía no es esencial, ni siquiera importante?
    Me ha tocado conocer unos cuantos que declaran esto...

    Tan sólo leer este pequeño canto de Juan Ramón Jiménez nos hace entrar en otro ámbito del espíritu. Entrar en contacto con su poesía es tocar automáticamente esos reinos sublimes que él era capaz de percibir, para luego transmitírnoslos con sus exquisitas palabras.

    Yo pienso y vivo como él: en la medida de lo posible, habito ese "mundo de allá arriba", como yo le digo al Olimpo de mi estudio y mis libros, mis cuadernos (...y por supuesto algunos espacios cibernéticvos como éste tuyo).
    Por supùesto que la vida nos exige cumplir con muchos aspectos domésticos, sociales y laborales que no son del todo agradables (habrá que añadir en ciertos momentos factores climáticos a esta lista), pero si nuestra actitud apunta a elevar nuestro espíritu, todo irá mucho mejor .

    Gracias, y un enorme abrazo

    ResponderEliminar
  29. Yo creo que no se puede decir más con menos,

    Un acierto que nos traigas a Juan Ramón en esta explosión de luz. A mí que ando escribiendo "negro" me parece genial.

    Otra del plan del 57

    ResponderEliminar
  30. Hola, Angus.

    A mí también me gusta. Gracias por tu visita.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  31. ¿Cómo, Liz, que hay gente que dice que la poesía no es esencial?
    ¡Pues pobre gente! No sabe lo que se pierde.
    Tú tienes la suficiente sensibilidad para no verlo así. Creo que esa es la clave que diferencia a los "normales" de los "extraños": la sensibilidad.
    Y a tí te sobra, amiga, jeje, de lo cual me alegro mucho, sobre todo por haberte conocido.
    Los "aspectos domésticos, sociales y laborales" que apuntas forman parte de la cotidianidad del mundo y son inevitables, pero eso nunca debe hacernos olvidar nuestra sensibilidad, la pulsión de nuestro espíritu hacia otras esferas del conocimiento.
    Si hay que limpiar el horno, se limpia y punto, pero con la mente despejada y sin perder nunca de vista el horizonte.

    Un abrazo, Liz, tan grande y suave como una nube.

    ResponderEliminar
  32. Sí, Luisa, se puede decir más con menos, se puede decir por ejemplo: ¡Buuh!
    Pero, claro, no se iba a entender, jeje.

    Cuídate ese dedo, que últimamente le estás haciendo trabajar mucho.
    Comprendo tu impaciencia. Como dijo Cristal en su sitio, debes estar sufriendo, pero ten paciencia.

    Así que tú también del 57... Al final nos juntamos los que vivimos cierta época. Que con todas sus sombras, es irrepetible.

    Un abrazo, poeta.

    ResponderEliminar
  33. ¿Otra vez a vueltas con el horno?
    Pues que sepas, que hace unos días lo dejé como los chorros del oro mismamente. Sí, sí, como lo oyes...

    Y por lo demás. ¡que vivan los del plan del 57! Somos lo másssssss

    P.D. me estoy volviendo loca buscando ese bodorrio!!! no entiendo nothing...

    ResponderEliminar