Aquí escribo,
al filo de la noche,
en este cuaderno de cristal
y humo,
para ahuyentar las sombras.


Con la ventana abierta,
por si viene el pájaro
del sueño.

AHM







domingo, 28 de diciembre de 2008

El vacío II

5 comentarios:

  1. No es el vacío. Sólo un espejismo.
    El media luna menguando hasta su desaparición de nuestra vista.... pero la luna reaparece en el horizonte creciendo de nuevo.
    Una hija que un día se separó de su madre, la gran tierra madre, pero que quedó unida por un cordón invisible a ésta.
    Un saludo muy grande y feliz año.

    ResponderEliminar
  2. Hermoso comentario el tuyo, amiga Isoba.
    Sólo tiene un pequeño fallo...
    No se trata de la Luna, sino del planeta Urano.
    Pero no tenías por qué saberlo.

    Un saludo enorme y que tengas un año muy feliz.

    Antonio

    ResponderEliminar
  3. ¡Vaya! otra vez volví a meter la pata. Perdón, por mi equivocación.
    Otro saludo para ti.

    ResponderEliminar
  4. La luna desapareciendo ante el fin de los tiempos. Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Hola, Antonio.
    Me pasaré por tu "fin de los tiempos" para devolverte la visita.

    Un saludo.

    ResponderEliminar