Aquí escribo,
al filo de la noche,
en este cuaderno de cristal
y humo,
para ahuyentar las sombras.


Con la ventana abierta,
por si viene el pájaro
del sueño.

AMB







lunes, 24 de septiembre de 2012

Lejos de Siddhartha...

 
 
Teniendo en cuenta que se me da mal esperar, pensar y ayunar, queda claro que en poco me parezco a aquel personaje de Hesse que me fascinó en mi juventud. Esas eran las tres cosas que declaró Siddhartha a su nueva amiga Kamala que sabía hacer. Luego aprendió muchas más, pero esas tres cosas conformaban la base de la que disponía cuando llevaba la austera vida de un samana del bosque. Yo, la verdad, ya no sé esperar. Mi carácter se ha vuelto, con los años, impaciente y nervioso. Lo de pensar me resulta cada vez más difícil, como si mi mente estuviera bloqueada, y echo de menos las claridades de antaño. Y ayunar, lo he hecho pocas veces, y no me gusta. De modo que, como decía, en poco me parezco a aquel querido personaje, que fue para mí una especie de ídolo de juventud. Comprendo que mis circunstancias actuales no son nada cómodas, y eso acerca a la mente hacia la obsesión por los problemas inmediatos. Pero precisamente por eso es cuando más necesito de esas tres sutiles armas. Mi vida ahora se aproxima en algunos aspectos a la de un samana, y esas tres habilidades serían para mí de gran ayuda.
En fin, hay algo que sí me queda. Aún hay en mí sensibilidad, y puedo pararme ante los trazos de belleza que encuentro en el camino y sentirlos, vivirlos. Así como, en ocasiones, llego a ver entre esos trazos, o en otros, los signos de que este mundo, aunque muy complejo y difícil, sigue siendo mágico...


Antonio H. Martín

________________________

imagen: AHM.

4 comentarios:

  1. Qué lindo Antonio, ami también me marcó Hesse en mi juventud, pero mientras existan los sueños, la sensibilidad y la belleza todavía se puede creer en un mundo mejor.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Así es, amiga.
    Los sueños, la sensibilidad y la belleza son la base que nos mueve a muchos a creer (y a crear) un mundo mejor. Totalmente de acuerdo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Hesse me ha marcado a fuego a mí también. No sólo Siddharta, sino El lobo estepario también, del que te regalo esta cita: "Todo hombre fuerte encuentra aquello que ha estado buscando con verdadero ahínco."

    Te imagino un hombre fuerte, pero siempre hay momentos en la vida en los que no es fácil conservar la calma. Si te mantienes conectado a la sensibilidad, a la magia y a la belleza, los problemas seguramente serán menos arduos de transitar.

    Deseo que se resuelvan pronto.

    Un abrazo, Antonio.

    ResponderEliminar
  4. Pues no sé si soy fuerte, amiga Fer, pero de momento estoy aguantando bien los embates.
    Este pequeño lobo estepario sigue conectado a lo que mencionas, sensibilidad, magia, belleza, y eso es precisamente lo que me mantiene.
    Gracias por tu buen deseo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar