Aquí escribo,
al filo de la noche,
en este cuaderno de cristal
y humo,
para ahuyentar las sombras.


Con la ventana abierta,
por si viene el pájaro
del sueño.

AHM







miércoles, 30 de diciembre de 2009

Viejo año que se va...



Viejo año que se va, no se sabe a dónde.
En ti hubo un poco de todo: puentes brillantes entre soles y aguas turbulentas, túneles oscuros que engullían las horas, blandas esquinas de cera que regalaban sorpresas, destellos en la noche, mesas de luz y palabras, portales abiertos, truenos del mundo y amables silencios.
Por tus caminos andaron los sueños, las nubes y la luna. Hablaron los árboles y las aves, y las piedras escucharon... Todo se intentó, todo me pareció posible, en algún momento. Y todo lo sentí lejano en algún otro, cuando me vencía la bruma. Pero casi siempre hubo una estrella sonriendo y una voz que llamaba.

-El poeta dejó la huella de su amor sobre el papel, nombrando a lo invisible; el pintor cubrió de vivos colores su lienzo y puso rostro y figura a sus ilusiones, a sus visiones; el músico dio voz al silencio y consiguió que las estatuas bailaran; y el pensador encontró una nueva salida del laberinto, otra ventana, otra puerta.-

Remolinos que giran y giran, norias del tiempo, entre luces y sombras, entre días y noches, entre el bostezo y el suspiro, entre el brillo y la nada.

Viejo año que se va, no se sabe a dónde, gracias por tu presencia, tu paso y tu huella. Acepto tu huida hacia el horizonte. Pero no te lleves contigo a las estrellas, y deja que la luna me siga contando sus historias, sus viejos relatos de dama enamorada.
Mi ventana seguirá abierta el nuevo año, de par en par, con viento, lluvia o nieve, porque sigo esperando al pájaro del sueño...


Antonio Martín
(30 de diciembre, 2009)





________________________

- "White Wings"
- música: Oystein Sevàg
- foto: "Invierno", regalo de mi amigo José Antonio Beorlegui

12 comentarios:

  1. Como decía nuestro tocayo Machado, "Todo pasa, y todo queda". Se nos va este 2009, ni mejor ni peor que otros que se fueron y, acaso, otros que vendrán; pero también queda en nosotros su poso de felicidad y/o tristeza; su entusiasmo y/o melancolía; su sol y/o sus sombras... El que venga (los que vengan) nos traerán nuevas vivencias, nuevos conocimientos, nuevas amistades... como los que se fueron. Adiós, sin nostalgia, a 2009 y bienvenido 2010. Aquí continuaremos: mirando a las estrellas y gozando, mientras se pueda, de árboles, aves, piedras...

    (Demasiada palabra, Antonio, para desearte lo mejor en el nuevo año.)

    Un abrazo.

    Antonio

    ResponderEliminar
  2. Felices días, todos, los 365, del Nuevo Año 2010,
    me ha encantado lo que has escrito,
    "todo se intentó, todo me pareció posible en algún momento....casi siempre hubo una estrella sonriendo y una voz que llamaba".
    Que haya voces, estrellas y que todo parezca posible...

    Un abrazo grande y dos besazos, que te quedan ahí en cada mejilla.

    ResponderEliminar
  3. Gracias, Antonio del Camino.
    Nada de "demasiada palabra". Todas tus letras son aire.
    El 2009 se va y viene el siguiente. Sólo son números, pero tras los números hay tantas cosas...
    Aquí continuaremos, sí, y ojalá nuestra mirada y nuestro intento sirvan para que nada de lo bueno se pierda.

    Un abrazo, y un alegre y poético año nuevo.

    ResponderEliminar
  4. Veo que el fin de año llega con poesía, seguro de aquella que baja por los rayos de la luna cuando la observas desde tu ventana.

    Que el otro año traiga mucha más poesía, más música, más silencio.. para tu corazón despierto, que todo lo ve resplandecer.

    un abrazo inmenso, queridísimo Antonio ;)

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias, Alfaro.

    Me quedo con tu deseo para el año nuevo y con tu abrazo y tus dos besos. ¡Buena forma de comenzar el año!

    Yo sólo te mando uno, un beso suave y dulce sobre tu frente, con el sabor de un saxo que surge de alguna lejana ventana.

    ¡Feliz Año!

    ;)

    ResponderEliminar
  6. ¿Poesía, amiga maga Isis?
    Eso es el terreno de Antonio del Camino, de Alfaro, Eli y Luisa Arellano.
    Lo mío sólo son suspiros.

    Un abrazo, Isis, que seas feliz y llegues a tus metas, las que sean, y que nunca dejes de caminar despierta por este bosque de sombras.

    ¡Un brindis por la amiga maga de la mitad del mundo!

    ResponderEliminar
  7. El nuevo año es ave que llega, con alas pequeñas y plumas inmensas, llave de los cielos que se desintegra, cuando abre las puertas, que a su ser disgregan.

    Ya para estas fechas, en los nidos cuelgan, sus pequeñas alas, que empollan las nuestras...

    Felicidades amigo luminoso. Y que el lobo siga desbocando al Cosmos, ordeñando al día, ordenando al ojo...

    ResponderEliminar
  8. Cuando se va... es tan viejito, está tan cansado. Creo es importante saber acompañarle en estas horas finales. Como lo haces tú ahora, con este texto hermoso y poético.
    Un gran abrazo,
    Montse.

    ResponderEliminar
  9. Visto de otra manera, el 2009 podría ser esa loncha de queso, su particular angulo, su particular sabor acuciado por los aromas del entorno. La suma de todas las lonchas, nos darán el total del queso redondo, cualquier punto es el principio, como también lo pudiera ser el fin de una vida redonda influida por los agentes externos.


    Sigamos rodando Antonio y feliz loncha 2010, perdón quería decir año.

    ResponderEliminar
  10. Gracias, Antonio.

    Lindo es despedirse de un año, y lo has hecho maravillosamente.
    Para mi, este año viejo que se va ha sido bueno, muy bueno, y me ha dado mucha coas hermosas; entre ellas, tu amistad.

    Un placer leerte, amigo pensador, amigo reflexivo y soñador.
    Esperemos que todo continúe igual en el naciente 2010.

    Entretanto, 365 besos estrellados, que representan los días de este año que viaja, ya, hacia el pasado.

    Y esperaremos juntos los albores del Nuevo que asoma en el horizonte.

    ResponderEliminar
  11. …dejar la ventana abierta, para que los años sigan entrando con sus alas blancas. Sin duda todos seguiremos buscando una salida al laberinto sin intención de cruzarla. Todos los laberintos conducen a otros y eso me parece que está bien. Es la mejor manera de soñar y que amanezcan nuevas historias; nuestras historias, nuestras palabras.

    Reitero. Feliz año para ti y para todos.

    ResponderEliminar
  12. Y por aquí ando de nuevo siguiendo tus letras amigo. ¡Vaya entrada preciosa! para despedir esa entelequia de tiempo que hemos creado y nombramos como año.

    Y mientras gire esa Rueda de la Fortuna... yo y otr@s como yo, nos sentaremos a tu mesa de luz y palabras, siempre sugerentes y evocadoras.
    ¿Qué importa pues hacia dónde huya ese tiempo que nos acompañó...?

    Mientras tu ventana luminosa y de rutilantes sueños siga abierta, nos acercaremos para acompañarte hacia lo nuevo que llega entre fulgores y tinieblas y bailaremos con los árboles la fantasía y las nubes viajeras que nunca podrán borrar a las estrellas.

    Te dejo un gran abrazo y te deseo que en breve entres en amable conversación con tu esperado pájaro del sueñoAntonio.

    ResponderEliminar