Aquí escribo,
al filo de la noche,
en este cuaderno de cristal
y humo,
para ahuyentar las sombras.


Con la ventana abierta,
por si viene el pájaro
del sueño.

AHM







viernes, 13 de enero de 2012

El viaje...



Se ahogó la sombra, por fin, inundada, asfixiada, sin senda y sin aire, tumbada por sí misma... Se ahogó la sombra, y quedó libre el paso hacia la luz... El fresco temblor de las hojas, el lúdico rumor del agua, el camino abierto, amplio de voces y de nubes... La estrella que mira, la luna cómplice, compañera... El viento que habla, la balada de la noche, los rincones antiguos y amigos, el piano que besa, la caricia del silencio, la mirada... El viaje...


Antonio H. Martín





____________________

música: El Viaje - Erik Satie y Michael Nyman
imagen: AHM.

28 comentarios:

  1. Una reflexión profunda, magnífica entrada Antonio.

    ResponderEliminar
  2. Bellísimo!! un volver a encontrarse, la luz de esperanza para un mañana sin tristezas.
    Me encanto el vídeo.
    Cariños.....

    ResponderEliminar
  3. Ah, ¡qué bien!
    Que se alejen las sombras para dar lugar a la luz... ¿qué mejor?

    Augura buenas cosas tu entrada, y más aún con esa bella música.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Si lograste vencer a la sombra, ahora todo lo que tienes es LUZ: ¡Enhorabuena Maestro!

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias, Elisabeth.
    ¿Se puede decir, quizá, que es un humilde pero animoso canto a la vida?

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Gracias, Oriana.
    Así es, "un volver a encontrarse"... Un mañana sin tristezas, eso es precisamente lo que quiere este caminante.
    El vídeo es una maravilla, sí, y la causa de estas breves y emotivas letras.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Me alegro de que te gusten, Liz, querida amiga. Ojalá sea cierto, y se cumplan esos buenos augurios.

    Un abrazo, desde el árbol azul, pintora de sueños.

    ResponderEliminar
  8. Hola, amiga Malvada.

    No vencí a la sombra, sino que ésta se murió sola.
    A veces las sombras tienen estas cosas...
    Lo importante es que ahora ya el camino está despejado, y se puede volver a vivir.

    Un abrazo, Bruja.

    ResponderEliminar
  9. Gran camino, camino que siempre llega a destino
    Abrazo

    ResponderEliminar
  10. Vengo de nuevo a tu blog, a escuchar esa hermosa canción, mientras leo otros blogs amigos, leo tu respuesta y pienso: Mmmm, bueno, tal vez en vez de confrontar la sombra deberíamos dejar que se disuelva...

    ResponderEliminar
  11. Un blog increible Antonio! Te dejo mis felicitaciones y un feliz año 20121

    ResponderEliminar
  12. sensaciones que provocan los viajes, son como descubrimientos constantes.

    Pd: Te invito a que visites mi blog de cine, ahí también publico cuentos míos.

    ResponderEliminar
  13. Siento como propias esas palabras que has escrito. Sin duda, estos últimos meses han descrito un extraño y purificador viaje personal.

    Es curioso cómo, al igual que el video, concebimos ese viaje solos, entre la luz y la sombra difusas.

    Un abrazo, del hijo de tu amigo José María :)

    ResponderEliminar
  14. Preciosas tus palabras y precioso el video...me ha gustado especialmente.
    Un saludin

    ResponderEliminar
  15. Vale la pena ese viaje, que nos lleva por esos caminos de la vida.

    Me siguen encantando tus fotografìas Antonio, son hermosas..

    Besos

    ResponderEliminar
  16. Afortunadamente, Antonio, la luz casi siempre termina con las sombras y nos ayuda a recorrer mejor el camino.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Me gusto este poema, Antonio, uchas gracias por compartirlo.
    Un saludo cordial desde USA.

    ResponderEliminar
  18. Así es, Mar.

    Gracias por pasarte. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Pues sí, Bruja, hay sombras que no se pueden "confrontar", porque están hechas de una pasta muy densa. Así que es mejor dejar que se disuelvan solas. Al fin y al cabo, siempre es el aire de la vida quien vence. A las sombras, si no las miras, se les va el aliento...

    Un abrazo, amiga "malvada".

    ResponderEliminar
  20. Muchas gracias, Eli.
    Feliz año también para ti, nueva amiga.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Gracias, David.

    Ahora ando mal de tiempo, pero me pasaré en cuanto pueda por tu blog.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  22. Sí, José. El viaje siempre se hace solo, aunque afortunadamente encontremos, a veces, algunas compañías...

    Un abrazo, JM jr., y muchas gracias por pasarte y leerme.

    Ah! Y otro abrazo para tu padre, al que espero volver a ver algún día...

    ResponderEliminar
  23. Gracias, Malú.

    Como ves, he estado un poco ausente, pero ya vuelvo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Es que "ese viaje" es la vida misma, amiga Amanecer.

    Gracias por lo de las fotos. Yo sólo le doy al botoncito, jeje.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Tendrás más, Malvada Bruja, porque... ¡he vuelto!

    Un abrazo del Norte, amiga.

    ResponderEliminar
  26. Me alegra mucho volver a verte, amiga Cristal. Se te echaba de menos.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  27. Gracias, Noris.

    (aunque lo mío no es precisamente "un poema"...)

    En breve me pasaré por tus letras.

    Saludos.

    ResponderEliminar