Aquí escribo,
al filo de la noche,
en este cuaderno de cristal
y humo,
para ahuyentar las sombras.


Con la ventana abierta,
por si viene el pájaro
del sueño.

AHM







jueves, 27 de agosto de 2015

La mentira


    

    
       Parece que últimamente surgen muchas voces de gente despierta —como las de David Icke o Foster Gamble— que nos alertan sobre la mentira que estamos viviendo. ¿Será esto la señal de un próximo cambio?
    Me gustaría creerlo así, y por hoy me lo voy a creer. La alegría de vivir merece que confiemos en algunas señales...
    Y no es necesario comentar nada al respecto, porque en este cuaderno se ha hablado casi siempre de lo mismo, de una forma u otra. A mi manera personal he dicho aquí que vivimos inmersos en una monumental mentira. Una falsedad consensuada, aceptada por la mayoría, que convierte al mundo en una especie de circo repleto de peleles y payasos, con gente sin voluntad que se limita a seguir los cánones que han sido establecidos por unos cuantos.
    Es a lo que me refería cuando hablaba aquí de que había que diferenciar entre lo que llamo «la mirada del mundo» y «la mirada del sueño», como dos formas claramente definidas de percepción que resultan en imágenes muy distintas de lo que es el mundo y la misma vida. 
    Da igual que esto haya sido dicho hace mucho tiempo, por Hesse, Jung, Watts, Castaneda, Suzuki o Krishnaji... La mentira es muy fuerte y se mantiene en el poder. Pero me gusta sobremanera, y por supuesto me alegra mucho, que estas voces surjan de nuevo y que enciendan con el destello de su lucidez esta época gris y opaca, que se asemeja cada día más a un paraíso para idiotas.
    Por eso, por la estimación que la auténtica vida merece, hoy confío en estas señales. Quién sabe si aún sea posible un mañana mejor... 


AHM
(27 de agosto, 2015)


        

____________________

vídeo: The Lie We Live - Spencer Cathcart


6 comentarios:

  1. También hay mentiras hermosas que bloquean el deseo de desmontarlas... Quizás por eso, la mentira sigue reinando a placer...

    Un abrazo, Antonio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Luis Antonio, hay bellas mentiras que no queremos destruir con el lúcido y a veces frío cuchillo de la verdad. Quizá porque guardamos la esperanza de que contengan al fin un poso de certeza. O quizá simplemente porque nos apasionan...
      Pero no es a ese tipo de mentiras a las que se refiere este vídeo, en absoluto.

      Un abrazo, amigo. .

      Eliminar
  2. Me ha cautivado tu blog
    un abrazo desde Miami

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Recomenzar (me gusta tu nombre).
      Espero que te sigas pasando por aquí.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Un vídeo que cuenta lo que individualmente hemos pensado alguna vez en nuestra vida, estoy de acuerdo en todo lo que dice, porque es así, sin más. Pepe el Grasia.

    ResponderEliminar
  4. Así es, Jose. Lo interesante es que eso que habíamos pensado unos cuantos hace tiempo, ahora podemos verlo publicado a los cuatro vientos. Y eso es lo que hace creer en un posible cambio.

    Un abrazo, querido amigo de siempre.

    ResponderEliminar