Aquí escribo,
al filo de la noche,
en este cuaderno de cristal
y humo,
para ahuyentar las sombras.


Con la ventana abierta,
por si viene el pájaro
del sueño.

AHM







martes, 27 de marzo de 2012

Himno a la alegría



No es que esto vaya a cambiar el mundo, pero... emociona ver a diez mil personas interpretando el Himno a la Alegría de Beethoven.
En cualquier caso, siempre será bueno para el mundo sembrar vibraciones positivas como ésta. Así lo creo.

Un abrazo a todos, amigos.

AHM





____________________

imagen: "Autumn Poolside" (de BIG)
http://www.bancodeimagenesgratuitas.com

10 comentarios:

  1. Una maravilla que me ha alegrado el día. Gracias por traerlo hasta todos nosotros.
    Un abrazo, Antuán.

    ResponderEliminar
  2. Quién dijo que no cambia el mundo?

    Como alguien dijo en algún momento de algún lugar, el mar sería menos sin una gota.

    Un besazo fortísimo, amigo.

    ResponderEliminar
  3. sí dará resultado, gota a gota se llenan los estanques
    saludos

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Antonio, es precioso.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Pura unión
    armonía
    alegría
    .
    .
    .
    ¡Belleza!

    Toda una lección maravillosa.
    Dicen que "todo es pasajero", pero definitivamente yo creo que hay cosas eternas, como esta.

    Imagino lo que le hubiera encantado presenciarla y escucharla a Ludwig van Beethoven.

    Un abrazo múltiple, Antonio.

    ResponderEliminar
  6. emociona, sí.
    vibremos!

    abrazos, antonio*

    ResponderEliminar
  7. Llegar a un blog y encontrar ese golpe de armonias hermosas llamando a la vida, a la paz, al canto es una suerte. Hoy necesitaba esto y lo encontre en tu blog. Hola Antonio! Tienes un hermoso blog. Si me lo permites me quedo un rato cargando baterias.

    Te invito a un cafecito en mi blog.

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Participo encantado de esta maravilla. Estas cosas y algunas otras ayudan a sobrevivir.
    Me alegra que hayas retornado a estos espacios después de larga ausencia.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Tu palabra nos arrastra sin remedio como un eco y deletrea al alfabeto que solo vuelve en silencio. Visitarte completa nuestro espejo. Besos.

    ResponderEliminar
  10. Si no se vibra con este canto, es que ya se está muerto.
    Me alegra saberte vivo.
    Un abrazo para ti también.

    ResponderEliminar