Aquí escribo,
al filo de la noche,
en este cuaderno de cristal
y humo,
para ahuyentar las sombras.


Con la ventana abierta,
por si viene el pájaro
del sueño.

AHM







miércoles, 30 de noviembre de 2011

Le solitaire



Muchas veces he hablado aquí de la figura del solitario. Creo que es evidente que esa figura me resulta bastante familiar... Pero quiero dejar clara una cosa: que el solitario auténtico, nunca se siente solo, simplemente porque no lo está. Muchas presencias invisibles le acompañan.
Los que le ven caminar solo, creen que está solo, pero caminan a su lado amigos que nadie ve... Y cuando le ven sonreír, creen que está loco, pero no es así. Su sonrisa está dedicada a esos amigos, que casi siempre están cerca.
No es en absoluto una soledad vacía la suya. Sus ojos ven estrellas, donde otros ven sólo vacíos y sombras. El solitario auténtico tiene algo en la mirada, y ese algo siempre le acompaña.
¿Se puede decir, pues, que está solo?


Antonio H.M.

____________________

imagen: AHM

9 comentarios:

  1. Está solo del mundo.. pero siempre consigo mismo...

    Y por eso está en comunión con el Todo.

    besos miles querido amigo!

    ResponderEliminar
  2. El lirio, bajo la superficie, escapa de la imagen y retorna al diluirse en ella. Quedando como música sin canto, un suspiro apenas de su propia siembra. Besos.

    ResponderEliminar
  3. No, claro que no. Sus fantasmas siempre lo acompañan.
    Un beso....

    ResponderEliminar
  4. Cuando uno advierte que significan más los que viven en nosotros, que los que habitan la supuesta realidad, empieza a preocuparse.
    Se plantea seriamente si esos amigos serán positvos o simplemente cortinas, para eludir la realidad.
    No comparto sustituir a seres reales por amigos imaginarios.

    Un abrazo Antonio.

    ResponderEliminar
  5. La soledad deseada es la mejor de las compañías...

    ResponderEliminar
  6. Por Dios! somos almas gemelas, yo no lo habría expresado mejor, te quedó perfecto.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Efectivamente, Antonio. El solitario está solo. Y además lo sabe. Los otros, los que lo omnisciente denomina como sociables, extrovertidos y domésticos, lo desconocen. Y si lo intuyen, disimulan.
    Un abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
  8. abrazo, amigo! abrazo mío y de los que me acompañan en el camino!*

    ResponderEliminar
  9. Si, es muy dificil reconocer esa miradas que a nosotros, el comun de los mortales, nos parece melancolica, pero que en el fondo nunca se encuentra con nuestros ojos sino con los de la soledad.

    Ella si que les acompaña

    Saludos

    ResponderEliminar