Aquí escribo,
al filo de la noche,
en este cuaderno de cristal
y humo,
para ahuyentar las sombras.


Con la ventana abierta,
por si viene el pájaro
del sueño.

AHM







sábado, 20 de febrero de 2010

Horas...



¡Horas, ruinas doradas
de mi ayer!
Vengo, dulce,
a sentarme en vosotras,
frente al mar, sobre el valle, bajo el cielo
de mis memorias.

La yerba, parecida
a la otra, porque el sol la transparenta,
me hace llorar. Y el llanto
me inunda el porvenir
y me ahoga en las penas que murieron.

Y es un ahogarme suave,
que me atrae hacia sí, con la ternura
con que atraen las cosas
que dejamos pasar sin ir con ellas,
bajo el cielo, en el valle, por los mares...



Juan Ramón Jiménez (1918)




________________________

- "Autumn Leaves"
- Eva Cassidy

26 comentarios:

  1. Don Antonio, Juan Ramón siempre es un buen lugar al que regresar. Excelente poeta que fue creciendo hasta hacerse inmenso en sus últimos años, con poemas como "Tiempo y Espacio", por ejemplo.

    El vídeo (una pena que uno no sepa inglés) es, junto a los versos de JRJ, un remanso de paz.

    Gracias por traérnoslos.

    Un abrazo.

    P.D.: Aunque no me asome siempre a sus palabras, acudo puntual a ellas, y lo sigo.

    ResponderEliminar
  2. Buenas, serenas y emotivas sensaciones las que provocan tanto el poema como la canción.

    Un cordial saludo

    ResponderEliminar
  3. El albo silenciado,
    clavado por la fronda,
    habita otro calvario,
    pendiente de zozobra.

    Árbol resucitado,
    lastima cuando ahonda,
    al dios que se ha hecho esclavo,
    reverdeciendo sombras...

    Las estrellas, cuando dejan de verse, cifran su voz nocturna en tu latido.

    ResponderEliminar
  4. Las Horas... tan largas, tan cortas.. tan horas!

    Un abrazo : )

    ResponderEliminar
  5. Preciosa conjunción de música y poesía amigo.

    Me sorprende agradablemente que conozcas a la maravillosa y desgraciadamente desparecida Eva Cassidy, no era muy popular aquí. Pero es una vez la escuchas, aunque sea sólo una vez, es inolvidable.

    No podías haber encontrado mejor acompañamiento para esos conmovedores versos de Juan Ramón.

    Coincido con Antonio del Camino, todo un remanso de paz entrar en su blog en esta ocasión Sr. Druida. Le felicito por su gusto exquisito.

    ResponderEliminar
  6. Qué bonita muerte, ¿no crees?

    (Sí, soy Kimberly)


    Abrazos y besos

    ResponderEliminar
  7. El aire ya esparce las hojas, dejando espacio para el brote que despunta. La rueda del tiempo gira y luego será otra vez primavera, aunque la luz dorada del otoño siempre está presente cuando cerramos los ojos.

    besos

    ResponderEliminar
  8. Así es, Antonio, me gusta mucho volver de vez en cuando al verso profundo y mágico de Juan Ramón.
    El vídeo es una canción de amor, con sabor de otoño y distancia, y me pareció que le iba bien al poema.

    Un abrazo, poeta.

    ResponderEliminar
  9. Me alegro, Luis Antonio.
    Gracias por tu visita, ojalá dispusiera de más tiempo para hacer lo mismo, pero ya lo encontraré.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Muchas gracias, Eli.
    Todos tus comentarios-poemas son en verdad dignos de poner en un marco, para ilustrar alguna fabulosa galería de arte poético.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Hola, Arya.

    Sí, así son las horas... Y su brillo o su sombra depende de cómo las vivamos. Pero, en cualquier caso, son las barcas en las que navegamos por el río del tiempo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Pues te confieso, Cristal, que a Eva Cassidy la descubrí hace muy poco y por "casualidad"... De lo cual me alegré mucho, porque tenía una voz preciosa.
    Gracias por lo de "gusto exquisito", pero creo que se trata simplemente de tener los sentidos bien despiertos, junto con la suerte de encontrar la conjunción oportuna. O algo así, jeje.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Hola, Kimberly.

    No veo yo ese "ahogarse suave" de Juan Ramón como una muerte, sino como un reencuentro con viejos sentimientos. Es un ahogo de emoción, pleno de vida.
    (Aunque quién sabe si eso es una especial forma de morir...)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Entonces, Gárgola, también tú eres una enamorada del otoño.
    Yo nací en verano, pero fue de pura casualidad, jeje, y cuando empecé a descubrir y amar la vida fue ante la luz inclinada del otoño. Por eso me ocurre lo que a ti, que mis mejores ensueños están envueltos con esa luz.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. Magnifica combinación de juntar dos bellezas. Las horas transcurridas almacenadas en los puntos de fuga. La voz de Cassidy la descubrí hace tan solo un par de años.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  16. Pasa como unabrisa el poema de Juan Ramón... como una brisa que, sin embargo, deja huella.
    Tremendas refelxiones.

    Y fabuloso el Video tam,bién.

    Gracias, Antonio.
    Lobo Dorado de las Estepas

    Liz-Lirio (hoy sin imagen...)

    ResponderEliminar
  17. ¡Hombre, amigo Conde! ¡por fin le vemos la cara!
    Sabía yo que debajo de ese sombrero bombín había (y hay) un rostro interesante.
    Ya ves, dices que conociste a Eva hace dos años, yo sólo hace unos días. Se ve que los encuentros se toman su tiempo.

    Gracias, don Conde, un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Hola Anónimo Liz-Lirio (hoy sin imagen).
    Tienes un problemilla un tanto frecuente con tu avatar, jeje. Habrá que tomar cartas en el asunto.
    Presentía que tanto el poema como el vídeo iban a ser de tu gusto, y me alegro de haber acertado.

    Un gran abrazo, amiga pintora de sueños.

    ResponderEliminar
  19. Ya fui por mi lirio, Antonio... se ve muy incompleto mi Comentario sin él, jeje...
    Sé lo que sucede: y es que con frecuencia me meto directamente en tu Cuaderno sin haber hecho antes la operación de "Acceder" en mi blog.
    Cuestión de organizarme.
    pero volví tan sólo para "completar" mi Comentario de ayer.

    Un beso más, desde este invierno que ya promete evolucionar hacia la primavera próxima.

    ResponderEliminar
  20. Hermoso encuentro de poesía y música.
    Y cuánto hacía que no leía a Juan Ramón!
    gracias por este reencuentro!

    mil besos,Antonio*

    ResponderEliminar
  21. Esa música embriaga el alma y trae a las musas poéticas.

    Gracias por todas ellas, Antonio.

    Te he conocido por la revista digital de SalamagA.

    Un saludo poético.

    Gloria

    ResponderEliminar
  22. Antonio, la melancolia es esa hoja perenne de nuestro particular árbol. Tiene la particular caracteristica de ver como todos los años cambia de traje nuestro enraizado árbol.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  23. Sí, mejor así, amiga Liz.
    Me gusta más tu comentario con tu lirio, y más sabiendo que lo has pintado tú.

    Un abrazo para mi pintora favorita.

    ResponderEliminar
  24. Me alegro, Silvia.
    A Juan Ramón siempre hay que volver, porque siempre tiene algo importante que decirnos.

    Te envío el beso mil uno, y otros mil más.

    ;)

    ResponderEliminar
  25. Gracias por tu visita, Gloria, nueva amiga.
    Nos vemos por la sala de la Maga.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  26. Pues sí, Terry, la melancolía suele acompañarnos siempre, pero... hay que tener en cuenta algo importante: que nuestro árbol tiene muchas otras hojas, entre ellas la de la risa.

    Un saludo, amigo.

    ResponderEliminar