Aquí escribo,
al filo de la noche,
en este cuaderno de cristal
y humo,
para ahuyentar las sombras.


Con la ventana abierta,
por si viene el pájaro
del sueño.

AHM







sábado, 23 de enero de 2010

El viaje



¿Es largo el viaje, duro, difícil? ¿Nos parece a veces interminable, extraño, sombrío...?
Quizá, pero cualquier viaje es bueno si sabemos mirar a cada lado del camino, si somos capaces de sorprender los pequeños detalles y acariciar con la mirada esos brillos que se ocultan detrás de las hojas, o se agazapan en los portales de una calle cualquiera, esos gestos sutiles que bailan en las plazas del encuentro, bajo las viejas farolas desafiantes, que susurran y cantan en medio de la noche.
Y aun cuando no haya ninguna meta, ningún tesoro al final del sendero, ni mar esmeralda ni montaña azul que nos sonría, los pasos conscientes y despiertos serán nuestro premio, nuestro aliento, nuestra vida.
Somos caminantes, sí, somos viajeros, y el camino es el sentido de nuestra existencia. La solución no está en encontrar la salida del laberinto, sino en saber ver los tesoros que encierra.
No siempre se puede subir a las altas terrazas del sueño, las nubes se nos escapan y el sol se hunde en el océano sin esperar a que encontremos nuestra copa...
Pero si sabemos mirar veremos que la brisa danza entre las sombras, que entre una piedra y otra siempre hay un duende que nos habla, que siempre hay una música detrás del silencio... Sólo hay que saber escuchar.

Anoche le pregunté a la luna sobre este tema, porque no sabía bien qué es lo que quería decir. A veces uno siente algo y se atreve a expresarlo en palabras sin tener muy claro su significado. Y ella, amable como siempre, cariñosa y amiga, me contestó con un beso.


Antonio Martín
(22 de enero, 2010)



________________________

"Matte Kudasai", por King Crimson
(del álbum Discipline)

24 comentarios:

  1. Como los dioses, nacíste para ser eternamente jóven, dejando atrás la ribera y siempre por vez primera, ser errante conciliando huellas, transplantando hacia las aguas, cada arruga de la piedra.

    Belleza y verdad descubres en cada recodo, galopando un bríoso, corazón ilógico, como los dioses.

    Sí Antonio, como ellos, ojos de ave, oído de lobo, beso del fuego.

    Sombra del druída, eco el niño, desnudez del loco. Y en el olvido de todo, la contención de todos. Como los dioses...

    Un abrazo en espiral.

    ResponderEliminar
  2. Es un texto precioso, y de alguna manera hoy necesitaba leer algo así, a veces el camino se hace difícil y es cansado pero siempre podemos apreciar los tesoros que encierra ese camino como bien dices. Me alegra que la luna te haya contestado con un beso. Un abrazo Antonio, y gracias.

    ResponderEliminar
  3. Claro que somos caminantes Antonio, y no siempre ese caminar resulta paseo, lo descubres cuando comienzan los repechos y no ves el momento en que vas a poder coronar esa cima...pero como tu dices si se abren los ojos se descubren los tesoros que el trayecto esconde, en ellos precisamente están las pistas para no dejarte llevar por el desaliento,el empuje para seguir y seguir... en etapas duras y hermosas que se van alternando aunque a veces nos parezca que el camino queda anclado en la dureza y la oscuridad...
    De una u otra forma, más pronto o más tarde el sol regresa siempre.

    Besito volado o si lo prefieres peatón.

    ResponderEliminar
  4. ¡Vaya! juro que acabo de comentarte en el tema anterior sin haber leído éste... y me encuentro con la sorpresa de que respondes a las preguntas que allí te he dejado.

    ¡Que gusto!

    Un abrazo, buscador de interiores.

    ResponderEliminar
  5. La vida, viaje y laberinto al mismo tiempo.

    A veces duro a veces cruel a veces dulce cuando hay amor, pero siempre, siempre, enigmático y corto.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. "El viento dirige la orquesta
    de la noche
    mientras la sombra calla y mira
    asombrada
    la fiesta extraña que comienza

    Es el preludio de la aventura
    la puerta de los sueños
    que se abre...
    En poco tiempo,
    el azul destino vendrá..."


    Buen viaje caminante!!

    :)

    ResponderEliminar
  7. Pues sí, Antonius.

    De caminos va la cosa, y en eso estamos de acuerdo.
    Y este camino en que nos has invitado a acompañarte es en un plácido autobús, y con el gran King Crimson de fondo...
    Mmm, qué delicia de melodía, de paz y tranquilidad mirando por la ventana lugares y cosas que no son para nada importantes. Lo que importa, como dices, es difrutar del trayecto.

    Gracias por convocarnos a este dulce viaje, y dile a la Luna, ahora que la veas, que le agradecemos las bellas ideas que te da.
    Me quedo con la suave melodía del Rey Carmesí resonando en mis oídos.
    Y te mando un beso

    ResponderEliminar
  8. Hola, amiga Eli.

    "Ojos de ave, oído de lobo y beso de fuego", sí, pero muy lejos de los dioses, jeje. Sólo soy un caminante que se deja llevar por el viento, nada más.
    Gracias por tus encantadas palabras, que son versos.

    También yo te envío un abrazo en espiral.

    ResponderEliminar
  9. Qué bien, Andrea, que un texto escrito en un momento cualquiera de la noche sirva para algo.
    Por eso me alegra que me digas que te ha venido bien.
    Cuando uno escribe (y tú lo sabes bien) lo hace para expresar lo que tiene dentro en ese momento, pero si luego eso le encaja a alguien amigo, es como si el mensaje encontrara su destino.
    Esta es la magia del escribir.

    Un abrazo, Andrea.

    ResponderEliminar
  10. Todos los caminos son difíciles, amiga Brujita, y, aunque no nos guste esto, el mejor de los caminos suele ser el más duro.
    Imagino lo siguiente: el camino es duro y difícil en la medida en que el caminante es sensible y exigente consigo mismo.
    Por eso la gente "normal" no tiene demasiados problemas. Su camino suele ser llano y sin grandes cuestas ni cimas que superar.
    Yo, sinceramente, prefiero (aunque sufra) que mi camino sea difícil, porque tengo ese viejo truco de saber mirar. Aunque no siempre me funcione, pero lo tengo. Y con eso descubro el tesoro en medio de la oscuridad.

    Besito volado y caminante.

    ResponderEliminar
  11. Pues me alegro mucho, amiga Luisa.
    Esto es lo que llaman sincronía, jeje.
    Gracias por ese piropo de "buscador de interiores".

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Enigmático, sí, Matilde, pero... ¿corto? No lo creo.
    La vida, el viaje, el laberinto tienen la medida justa.
    ¿Te has parado a pensar en la cantidad de tiempo que perdemos en naderías?

    Un abrazo laaargooo.

    ResponderEliminar
  13. Oiga, señor Anónimo, esos versos que ha escrito me suenan mucho... ¿no serán míos?, jejeje.

    Gracias por recordármelos.

    Un saludo con sonrisa.

    :-)

    ResponderEliminar
  14. Si te fijas, Liz, el vídeo no es gran cosa, es incluso aburrido, pero invita a relajarse y a mirar esos lugares "para nada importantes" de otra manera. Lo que importa es el sentimiento, y esa sensación de estar de viaje.
    No sabía que conocías a King Crimson, y me alegra saber que sí. Son mi grupo favorito de los 70.

    Un beso de

    Antonius

    ResponderEliminar
  15. Pues si, yo también creo que has puesto una de las piezas menos lucidas de King Crimson. Yo soy más del Crimson de Epitaph o de Islands. ¿Sabes, Antonio? Hay una cosa que me ha preocupado siempre. En mayo de 1971 asistí a un concierto de King Crimson en vivo con muy poco aforo en el Casino de la ciudad de Granollers, cuando apenas nadie los conocía. Lo extraño es que de ese concierto no hay constancia en ninguna parte. La fecha oficial de la primera vez que tocaron en España data de 1973. Lo único que sé de cierto, es que en 1971 estuvieron unos meses en Formentera, de donde surgió su obra Islands. Quizás tú, como seguidor del grupo, sepas corroborarme o decirme algo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Hermosas palabras y muy ciertas. Da para leerlas una y otra vez.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  17. Creo que el exito de tener un camino agradable es disfrutar de cada trecho, de cada rincón y caminar despacio saboreandolo todo.
    Saludos amigo.

    ResponderEliminar
  18. Hola, Daniel.
    Estoy contigo: yo también prefiero la época primera de King Crimson, hasta su séptimo álbum "Red". Este rey ha sido siempre muy variable, pero nunca faltan joyas en sus discos.
    "Matte Kudasai" es un tema quizá flojo, pero tiene su encanto.
    Efectivamente, no hay constancia del concierto que mencionas. Según los datos de que dispongo King Crimson actuó por primera vez en España en 1973. Después de una larga gira por los Estados Unidos volvieron a Europa y actuaron, el 23 de octubre, en Glasgow, luego siguieron hacia el continente y empezaron con un concierto en Hamburgo, el 2 de noviembre. En ese mismo mes actuaron en otras catorce ciudades europeas, para terminar en España, concretamente en el Palacio de los Deportes de Granollers, Barcelona, el 27 de noviembre.
    Repitieron el 28 y el 29 se vinieron a Madrid y tocaron en el Teatro Alcalá de Madrid.
    Quizá no hablamos del mismo concierto, porque hablas del año 71 y de "poco aforo". En el que digo del 73 hubo un aforo de 5.000 personas, en Granollers... O sea que de "tu concierto" de mayo del 71 no ha quedado ni rastro.
    Inexplicable, porque de ese hecho tenía que haber constancia. Estamos hablando de dos años de diferencia.
    Que yo sepa, en 1971 fue su mastodóntica gira por los USA, esa gira que acabó por desintegrar el grupo. Y en Formentera el que estuvo fue Pete Sinfield y alguno más, pero no todo el grupo.

    Una de dos: o te equivocas en la fecha o hay que reescribir la historia, jeje.

    Un saludo, Conde Daniel.

    ResponderEliminar
  19. "La vida es un viaje, no un punto de llegada" dice una canción.

    Y muchos lo han dicho.

    Pero pocos han sabido reconocer la verdad es estas palabras y por lo general caminan a la espera de algo, aún sin saber qué, pensando que algún día llegarán a... sin saber dónde.

    La cosa es que este asunto del 'tiempo'nos ha sido descrito de una forma muy limitante. Descripción que aceptamos sin siquiera cuestionarla, por ser la única que conocemos. En esta descripción, el tiempo es un continuo no espacial que va del pasado al futuro, pasando por un inaprehensible presente que bueno.... La verdad eso no nos deja muchas opciones y la vida es una carrera interminable.

    Yo creo que la existencia es tan inabarcable, tan vasta, que el tiempo y el espacio solo son formas de comprender su más ínfima porción. A lo mejor 'el viaje' se igual de vasto y a lo mejor alguna noche la luna nos regale un eco de la eternidad que desde allá vislumbra.

    Es muy temprano en la mañana desde la que te escribo, así que mejor iré a recorrer un poco este 'día' de mi 'viaje'...

    Mejor es caminarlo jeje... Aunque para mí, las letras son un camino y una forma de caminar y un punto de partida y de llegada ;)

    Ay Antonio... me parece que mis ideas no son muy coherentes aún, cuando el embrujo de la noche aún no se disipa. Quizá el sol, hermano de la luna, me brinde un beso de luz, al igual que la luna te ha besado a ti.. Iré en busca de un rayito ;)

    besos miles amigo querido.

    Caminante de las sendas de la luna ;)

    ResponderEliminar
  20. viajemos por el laberinto, que hoy la voz del duende fue la tuya.


    mil besos*

    ResponderEliminar
  21. Gracias, Persis.
    Pero más que releer mis palabras, lo importante es eso de saber mirar a ambos lados del camino.
    Es nuestra vida. Y nosotros, y nadie más, somos los buscadores de tesoros.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  22. Así es, amiga Malú.
    Pero para eso hay que ir "armado" de una buena sensibilidad, que seguro tú tienes, porque lo has demostrado, con tus escritos, fotos y vídeos.
    Se nota tu alma de caminante.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Amiga maga Isis:

    La vida es un viaje, efectivamente, y nadie sabe bien ni de dónde ha venido ni a dónde irá...
    Así que, lo que de verdad nos interesa es apreciar ese viaje y saber encontrar las perlas que esconde. Todo lo demás no importa.
    Aparte de filosofías y cientifismos sobre la vastedad del tiempo, ¿qué es lo que nos encontramos cada mañana al despertar? Un camino, y un viaje.
    Seamos, pues, buenos viajeros, buenos caminantes, y sepamos valorar lo que encontramos. Que nada se nos escape, nunca.
    Es así como siento yo la vida.

    Un beso, maga Isis.

    ResponderEliminar
  24. Muchas gracias, Silvia.

    ¿Tengo yo voz de duende? jeje. Ya me gustaría, pero bueno, sólo hago lo que puedo por expresar mis sentimientos. Y sí, puede que algún duende invisible me los inspire a veces...
    Al fin y al cabo, ¿no tenemos todos un duende o un hada dentro?

    Mil abrazos para Rayuela, la maestra del mágico juego de las letras.

    B
    e
    s
    o
    s

    :)

    ResponderEliminar