Aquí escribo,
al filo de la noche,
en este cuaderno de cristal
y humo,
para ahuyentar las sombras.


Con la ventana abierta,
por si viene el pájaro
del sueño.

AHM







viernes, 30 de octubre de 2009

Lord Dunsany




La próxima entrada de este cuaderno será un cuento de Lord Dunsany, uno titulado "La ventana maravillosa", de su libro The Book of Wonder, de 1912.
Pero antes quiero poner aquí, como presentación, una breve semblanza que le dedicó un escritor muy conocido, llamado Borges...




La literatura, nos dicen, empieza por cosmogonías y mitos; Edward John Moreton Drax Plunkett, Lord Dunsany, ensayó con felicidad ambos géneros en The Gods of Pegana (1905) y Time and the Gods (1906).
Se ha comparado la cosmogonía de Dunsany con la de William Blake, anterior en un siglo. Hay una diferencia esencial: la de Blake corresponde a una renovación total de la ética, que procede de Swedenborg y que Nietzsche prolongará; la de Lord Dunsany, a un libre y gozoso juego de la imaginación.
Matthew Arnold, en 1867, había declarado que lo esencial de la literatura celta es el sentimiento mágico de la naturaleza; la obra de Dunsany confirmaría espléndidamente esa aseveración.
En 1921 manifestó: "No escribo nunca sobre las cosas que he visto; escribo sobre las que he soñado".


Jorge Luis Borges

________________________

Imágenes:

- Castillo de Dunsany
- Lord Dunsany

8 comentarios:

  1. ¿Tiene algo que ver que utilices su nombre en tu link? :-))

    ResponderEliminar
  2. Lovecraft, a pesar de que tenía su referencia, ha sido todo un descubrimiento para mí. Muy agradable por cierto, nunca había leído ningún texto suyo. Y desde luego que no me quedaré sólo con ese.

    Y en cuanto a Dunsany, hasta me extraña y todo que no lo hayas traído antes hasta aquí. Sobre todo teniendo en cuenta lo que dice Malvada de tu link.

    La literatura fantástica, ha sido la gran olvidada, en el hiperrealismo que ha dominado la mayoría de corrientes literarias del XX, pero para muchos de nosotros sigue siendo un gran referente. No estaría mal que publicases algo del amigo Barón.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Hola, amiga Bruja.

    Te explico: cuando me abrí la cuenta en Google puse el mismo nombre que tengo en el correo, el cual procede de que después de varios intentos fallidos conseguí que me aceptara el nombre de "dunsany" ('antonios' ya había muchos, jeje).
    Y lo elegí porque en ese momento me encontraba leyendo un libro suyo, de Lord Dunsany. Así que es puramente anecdótico.
    Lo que no sabía es que luego Blogger iba a usar ese nombre para crear el link de este blog...
    Pero bueno, no me incomoda, porque Dunsany es uno de mis autores preferidos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Hola, Cristal.

    Me da alegría eso de que hayas descubierto a Lovecraft gracias a mí.
    Pero recuerda que, básicamente, los relatos del señor Lovecraft son del género de terror. El que puse aquí de "La llave de plata" pertenece a una primera época, más suave

    Sobre Dunsany ya hice aquí una entrada hace tiempo. Y el relato prometido ya está publicado a continuación de esta entrada actual.
    Espero que te guste.

    Un abrazo, hada.

    ResponderEliminar
  5. Las luciérnagas, ojos alados domando rostros, fueron fraguando eslabones rotos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Poiésis, por tus versos.
      Te contesto ahora, años después, porque no había visto antes tu comentario. Lo siento, pero ya está contestado.

      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Thank you for sharing
    I really like

    ResponderEliminar
  7. De nada, Anónimo.
    Me alegro de que te guste. Y perdona por contestar tan tardísimo, con un retraso de dos años, pero tampoco había visto tu comentario hasta ahora.

    Saludos.

    ResponderEliminar