Aquí escribo,
al filo de la noche,
en este cuaderno de cristal
y humo,
para ahuyentar las sombras.


Con la ventana abierta,
por si viene el pájaro
del sueño.

AHM







martes, 30 de junio de 2009

La casa sola y vacía



Esto no tiene nada que ver con el Zen, me parece a mí, pero como hoy es el último día de Junio quería despedirme (del mes en que nací) con otra canción.
Ésta la grabé en el 2003, o sea que ya ha llovido, bueno, no tanto, la verdad.
Es una balada que todos conoceréis y que yo canté a mi manera, en una de esas noches con luces de neón y copas doradas...
No quiero con este tema apuntar a nada triste. Ningún amor perdido estaba presente en el momento de cantar, ninguna pena, ni había el más mínimo deseo de olvidar a nadie que no se pudiera olvidar.
Sólo fue un pequeño homenaje al amor. Así, sin adjetivos, sin complementos, sin adornos de ningún tipo.
Me recordó, no sé bien por qué, esa parte de la letra que habla de "la casa sola y vacía" a aquel primer cuento de Julio Cortázar: "La casa tomada".
Tampoco tiene nada que ver una cosa con la otra, pero la mente establece sus relaciones sin importarle la lógica.

Un abrazo.

AC.



23 comentarios:

  1. Bueno, me equivoqué: en ningún momento se dice en la canción "la casa sola y vacía", sino "al ver nuestra casa, tan sola y callada"...
    Pero el calor tiene en mí estos extraños efectos, jeje.
    De todas formas, la idea creo que está clara, porque la casa estaba sola y vacía.
    La relación con "La casa tomada" de Cortázar, como ya he apuntado, es inexistente. Si no recuerdo mal, aquella era una casa grande que poco a poco iba siendo "tomada" por presencias extrañas. Y tenían, los protagonistas del relato, que ir cerrando puertas para conservar su intimidad.

    Un saludo a todos.

    ResponderEliminar
  2. Allí la casa sola y vacía!! pero aquí la casa esta tomada! como la pandemia de la gripe A ya es un hecho, no podemos salir, han suspendido todo escuelas, cines mercados...!!! la cosa es que estoy encerrada, con un día tan gris y frío que tengo una terrible envidia de tu veranito!!!jajjaj!!! te dejo un gran beso!!

    no pude escuchar la música!

    ResponderEliminar
  3. ¡Vaya, lo siento mucho , Fabiana!
    Creía que eso de la gripe A se iba reduciendo, pero ya veo que no.
    Aquí en España no nos informan al respecto.
    Bueno, amiga, espero y deseo que esto pase pronto. Y si ahora te encuentras "encerrada", pues aprovecha para leer algún buen libro, y para escribir.
    Un abrazo.

    PD.- ¿no te gustó la canción? Jejeje.

    ResponderEliminar
  4. Bueno Antonio, el arte se manifiesta de muchas de las maneras y, Risto Mejide se tiene que jorobar en este caso, tragándose sus propios adjetivos.

    Y, yo te digo que, pases la pasarela.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Antonio, estaba alucinando con tu voz hasta que empecé a leer tu comentario y empecé a reírme,
    (oye, yo también nací en junio, casi casi con el solsticio del verano...por unos días de nada)

    Vaya voz que tienes, además me ha dado la impresión, ya me sucedió con la anterior que subiste, que hacia la mitad de la canción mejoras el ritmo y el tono...sobre todo el tono, la voz se hace más firme...
    Pues,nada, amigo, Antonio cantante.
    bravo, me gusta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Gracias, Terry.

    O sea, que no estoy "nominado"... ¡Bien! Jejeje.

    Un saludo, amigo.

    ResponderEliminar
  7. Gracias, Alfaro.

    Tienes razón: cuando empiezo a cantar tengo un comienzo como tímido, y luego, hacia la mitad, me "caliento" y ya entono mejor, jeje.
    Siempre me ha pasado así.

    En cuanto a lo del "ritmo"..., bueno, me dijeron después de grabarla que el disco estaba "descompasado" en su primera mitad, por algún fallo de no sé qué. O sea, que la música y el texto que salía en la pantalla no estaban bien "acoplados".
    Quizá por eso notaste que al principio estoy como 'fuera de música'.
    Gracias por tu "bravo".

    Un abrazo, amiga poeta.

    ResponderEliminar
  8. Nada, nada, estoy con Terry, que se fastidie el Mejide y el Sr. Druida pasa la pasarela, con nota.

    Buena entonación y magnífica voz Antonio. Los que participais de la música activamente de alguna forma, acostumbrais a disfrutar mucho de ello.
    Los demás hemos de limitarnos a hacerlo escuchando, que también está muy bien, pero no es lo mismo...

    Refrescante entrada Antonio. Un abrazo marino fresquito.

    ResponderEliminar
  9. ¿Es mi idea, querido Antonio, o acabas de confesar que cumpliste años en junio y te atreviste a no hacérmelo saber????

    Pues eso no te va a salvar de recibir un regalito mío de cumpleaños... ¡¡Faltaba más!!!

    Espero me disculpes pero para mí los cumpleaños son cosa seria jeje... así que NO TE DEJARÉ UN REGALITO EN LA ESQUINA SUPERIOR DERECHA DE MI BLOG, COMO HAGO PARA TODOS MIS AMIGOS, sino que me tomo el atrevimiento de dedicarte TODA LA FACHADA DE MI BLOG!!!

    Ya que he convocado humildemente la presencia de todas las estrellas para celebrar mi cumpleaños, AHORA HARÉ QUE TE CANTEN EL CUMPLEAÑOS FELIZ A TI...

    (Te dejo el saludo en las últimas líneas del último post ;)

    Un placer escucharte cantar... Lo hacer bieennnn!!!!

    besos

    ResponderEliminar
  10. Antonio Martín:

    Muchos gongs me resonaron con esta entrada tuya.

    Primero que nada, el placer de escuchar tu bonita voz abrió mi mañana mientras tomaba mi café. Qué bien cantas, y además le metes sentimiento, con lo cual llega a calar más hondo. Gracias.

    Ahhh, el amor... Tema de Temas, que mueve nuestras vidas, a veces haciéndonos ascender a las nubes y a veces hundiéndonos en profundas hondonadas. Pero no lo cambiaría por nada, aunque a ratos me haga sufrir, pues es prueba de estar vivos.

    Y, last but not least, el hecho de la casa sola: hay una coincidencia muy grande con el post que subí yo hace días en mi blog, el cual se inspiraba en el poema "Pintada, no vacía/ pintada está mi casa/ del color de las grandes/ pasiones y desgracias...", del gran Miguel Hernández. Retrataba yo ahí una casa deshabitada y sola.

    De modo que, amigo, me has dado un gusto muy grande con tu trabajo de hoy. Afinidad y empatía, una vez más.

    Te mando un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Ay Antonio Martín cómo me gustas cuando cantas!!!!!! y felicidades por tu cumpleaños cualquiera que fuese el día.
    La casa tomada, la he ecuchado contada por Cortaza, varias veces, y cada vez que la escucho se me pone la piel de gallina, me encanta ese cuento es tan misterioso, siempre me encojo al final.

    Un beso muy grande.

    ResponderEliminar
  12. La canciòn ademàs de hermosa, esta llena de verdad... Porque yo tambièn procuro olvidarle, haciendo en el dìa mil cosas distintas. uff

    Al escucharte, hay algo que me llama la atenciòn, si eres español, porque no tienes el acento? curiosa que es uno.

    Besos, desde èsta casa sola y callada! Y en noche de lluvia!

    ResponderEliminar
  13. En primer lugar, perdona Fabiana.
    No había leído tu apunte de que no pudiste escuchar la música.
    Espero que la escuches más adelante.
    Lo importante ahora es que cambie la situación allá y podais salir de casa tranquilamente.
    Un beso, amiga, y ¡ánimo y paciencia!

    ResponderEliminar
  14. Señora "MiradadeCristal", muchas gracias por su comentario.

    Pero ¿de verdad que no has cantado alguna vez? ¿Aunque sea mientras paseabas por los caminos del bosque encantado? Seguro que sí. Otra cosa es que te atrevas o no a hacerlo en público y grabarlo en un cd. Pero eso es pecata minuta.

    Gracias también por tu abrazo marino fresquito, grrr.

    :)

    ResponderEliminar
  15. Pues sí, amiga Isis, cumplí años el 21.
    Gracias por tu regalo, te he tomado la palabra y me he llevado ¡todas las estrellas! Bueno, sólo una copia, jeje.

    Y hoy es tu día, amiga.
    ¡¡FELIZ CUMPLEAÑOS, DIOSA MAGA!!

    Un abrazo graaande y luminoso.

    ResponderEliminar
  16. Gracias, amiga Liz.

    Es curioso una vez más eso de las coincidencias. Pero no, no he visto ese cuadro tuyo de una casa vacía. Lo último que ví fue un paisaje de bosque, me parece recordar. Algo me he perdido... Lo buscaré.
    Así que te tomas tu café de la mañana escuchando a Antonio Martín... jeje. Me parece todo un regalo que así sea. Gracias de nuevo y por siempre.

    Un abrazo, pintora de sueños.

    ResponderEliminar
  17. Muchas gracias, Juanaazul, con brillos de luna.

    "La casa tomada" fue, creo, el primer cuento que se conoció del amigo Cortázar, y la verdad es que es muy bueno. Presenta una situación como algo "surrealista" y agobiante, que recuerda a cierta película de Buñuel, o a las historias de Kakfa.

    Un beso, amiga.

    ResponderEliminar
  18. Perdón:

    Es obvio que me equivoqué al teclear, jaja.
    Donde dije "Kakfa" quería decir KAFKA.

    Saludos
    (es lo malo de escribir deprisa)

    ResponderEliminar
  19. Gracias, Amanecer, por tu visita.

    Desde que cambiaste a Kenai de domicilio ya no te pasas tanto por aquí, jeje.
    Yo sí voy a tu casa y le echo de comer a los peces, que, por cierto, parecen "tiburoncillos" cuando les pongo la comida, jaja.
    Y si no dejo comentarios es por las prisas. Me gustó, por ejemplo, tu homenaje a Benedetti.

    No me digas que estás en esa situación de la "casa vacía"...
    Amiga, si algo o a alguien necesitamos olvidar, es mejor hacerlo cuanto antes.
    Piensa si esa persona te recuerda, o por el contrario ya te ha olvidado y vive su vida...
    ¿Me comprendes? No pierdas tu tiempo en recordar algo que no funcionó, que se rompió, que terminó. Y... ¡VIVE!

    Lo que no entiendo es lo del acento...
    Sí, soy español, pero del centro, de Castilla. Aquí no tenemos ningún acento, ni andaluz, ni catalán, ni gallego, jejeje.
    En Madrid, concretamente, se suele hablar un "español" de lo más puro y limpio, aunque a veces haya cierto "gracejo" en algunas expresiones.
    Así que no, no tengo acento, sólo hablo el castellano de Castilla.
    Pero si quieres, en la próxima canción, le añado algún acento. ¿Cuál te gusta?

    Besos, amiga, y aunque la casa esté sola y callada, y en noche de lluvia, tú vive, olvida y canta, con el acento que más te guste, pero ¡vive!

    ResponderEliminar
  20. Uy! tendrías que verme en el coche con la música a tope y cantando a lo que doy... y según lo que escuche dirijo y todo jeje!
    Pero amigo, canto como una auténtica almeja... te lo aseguro...
    Cuando repartieron la entonación, yo no estaba fijo! Y es que nunca acostumbro a estar donde debo. Cosas de ser inquieta y eso. Pero me encanta la música en grado sumo. Todo tipo de música.
    Un abrazo.

    P.D. Porque pensaba yo que eras asturiano???

    ResponderEliminar
  21. Antonio,si paso de seguido por aquì, sòlo que lo hago en silencio la mayorìa de las veces... nunca se esta sola ni vacìa del todo la casa, siempre esta alguièn.
    Sabias tus palabras Antonio, al decir que hay que olvidar, y VIVIR.

    Alguien muy querido me dice, vive el ahora, que el ayer, ya es pasado.
    Y la vida es tan generosa, que te ayuda a sanar heridas, y a olvidar.

    Cuando se canta con el corazòn, no importa el acento... Asì que mi querido amigo, siga poniendole el que màs le guste a usted. :D

    Gracias a tì, por el consejo, y tu grata respuesta a mi comentario.
    Ten la seguridad de que seguirè tus consejos!

    Buen fin de semana!
    Besos y muchos màs.

    ResponderEliminar
  22. ¿No ves, Cristal? ¡Lo sabía, lo sabía! Sabía que cantabas, aunque sea en el coche.
    ¿Como una almeja? Ahí me dejas una vez más pensando y cavilando... Te aseguro que nunca he oído cantar a una almeja, ni a un mejillón ni a una chirla.
    Pero las ostras, jaja, esas sí que cantan, sobre todo cuando las acompañas con un buen champán rosado o un ribeiro, ¿o es uno mismo el que canta de contento? En fin...

    Me dices que pensabas que yo era asturiano... Bueno, en alguna ocasión debí comentar aquí que mi abuelo lo era, de Cangas de Narcea, y que me atrae mucho toda esa tierra.
    Pero, por circunstancias, nací en Madrid, qué le vamos a hacer.
    En aquella época de preguerra, muchos se venían a "los madriles" a ganarse el pan, y aquí me parieron a la luz y a la sombra.
    Con lo a gusto que estaba yo entre la hojarasca, haciendo chunk-chunk con mis madreñas en los castañares. Perdón, quise decir "crash-crash", jeje.

    Cristal, ¿no tienes micrófono en el coche, para grabar?

    Un abrazo, amiga.

    ResponderEliminar
  23. Pues que así sea, Amanecer.

    ¡A olvidar y a vivir! Que no somos inmortales, y cualquier mirada atrás es una pérdida del presente, que es ese vuelo de pájaros que nos pasa delante de los ojos.
    Ten en cuenta, amiga, que si hay algún tesoro está aquí y ahora.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar