Aquí escribo,
al filo de la noche,
en este cuaderno de cristal
y humo,
para ahuyentar las sombras.


Con la ventana abierta,
por si viene el pájaro
del sueño.

AHM







domingo, 1 de febrero de 2009

Nieve II




Damas y caballeros, disculpen la interrupción, pero es que otra vez, y por sorpresa, en Madrid... ¡¡está nevando!!
Este "febrero loco" empieza con muy buen pie. Lo digo por aquello de "año de nieves, año de bienes"; aunque esto debería decirlo mejor el amigo Terry, el de 'La Vida es una Quijotada', porque él entiende mucho de viejos refranes.

Comprendo que pueda parecer una puerilidad, pero... Los sentimientos no entienden de clasificaciones, sólo saben una cosa: sentir.

AC. (con nieve)

28 comentarios:

  1. Agua bendita que nunca es perdida...
    Que límpie las calles, y extermine los virus que por allí ronden aún....

    Salu2ssss, no con nieve, pero mucha agua que está cayendo.....

    ResponderEliminar
  2. Exacto, amigo Antonio, los sentimientos sienten, y para eso están, totalmente de acuerdo contigo... Además, es curioso cómo esos sentimientos nuestros se adaptan y corresponden al tiempo que haga fuera, y pienso, ¿será también que esos mismos cambios en el clima se deben a variaciones en los sentimientos libres de un mundo que se queja y que requiere más de nosotros y de nuestra responsabilidad más sensible?
    Abrazos de una lluvia de cambios positivos...

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Por unos momentos, no importa ni la crisis, ni la guerra, ni nada... La nieve, de alguna manera, nos devuelve aquella sonrisa infantil y traviesa...
    Bonitas fotos Antonio.
    Un abrazo.


    P.D. Aquí, al menos llueve...

    ResponderEliminar
  5. Pues a sentir los momentos de la nieve, cuando marche, tardara en volver. no lo sientas como nostalgia,pues la primavera llegara y el sol nos brillara.
    aquí no tenemos nieve mtenemos una lluvia torrencial.
    Besos mojados

    ResponderEliminar
  6. Qué preciosidad, Antonio, me gusta,
    gracias por dejarlo aquí.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Todo tiene su lado bello, su poesía, porque todo conforma la vida.

    Preciosas fotos de este comienzo de febrero en Madrid. Aquí no suele nevar, pero lo hace cerquita y creo que todos los alrededores están nevados esta mañana. El agua y el frío me acompañan, pero también tienen su cara amable de recogimiento.

    Miremos pues el lado bello de las cosas.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Hola, Erik.
    Sí, "agua bendita nunca es perdida". No sé si esta nieve llegará a limpiar las calles, pero algunas conciencias... creo que sí.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Hola, Raquel.
    Tu comentario parece liviano, pero implica muchas cosas sobre las que habría que escribir todo un libro. Y como aquí no me cabe, te contesto simplemente que... ¡Viva la nieve!

    Un abrazo de blanca lluvia.

    ResponderEliminar
  10. Maite, ¿dónde tengo que buscar esa imagen que me numeras para verla?
    Porque si pongo el código que me envías en el navegador me dice que no lo encuentra.
    ¿Tengo primero que entrar en Flickr o en algún otro sitio?
    De todas maneras, gracias.

    Un abrazo de nieve, blanca y blandita.
    (blan, blan...) :)

    ResponderEliminar
  11. Hola, amiga Miradadecristal, o Cristalook.
    Te debo una respuesta en la anterior entrada. En seguida me pongo a ello.
    La crisis, la guerra... baratijas sin importancia ante la mirada limpia de un niño que lo único que entiende es que no necesita entender nada.

    Las fotos no son mías, pero alguien las tomó, en Madrid, durante la nevada del mes pasado.

    Un abrazo, con campanitas de cristal que tintinean traviesamente en los oídos.

    ResponderEliminar
  12. Hola, Mar.
    Ponte bien a cubierto de esa lluvia, que una cosa es lanzarse al agua desde tu atolón y otra muy distinta que te caigan sobre la cabeza constantes pedazitos de mar...
    ¿Nostalgia? No, la nieve perdura mucho tiempo en la memoria, y cuando venga ese sol de primavera será tan bien recibido como ahora lo es la nieve, porque ella nos ha dejado su alegría dentro.

    Besos nevados.

    ResponderEliminar
  13. Alfaro, como ya le he dicho a Cristal, las fotos no son mías, pero sí muy parecidas a las que hubiera hecho.

    Me encanta que te guste.

    Un beso, sin posible paronomasia.

    ResponderEliminar
  14. Ay, amiga Luisa, la otorgadora del nobel (digo, del dardo), me parece que no sabes bien lo que acabas de decir... Y si lo sabes, es que eres una libre-pensadora que se atreve con todo.
    Por otro lado, una mañana de agua y frío tiene el lado amable de quedarse en casa, con buena lectura y buena música. Y es lo que estoy haciendo. Aunque te confieso que me falta mi camino junto al río...

    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. ¿Me entiendes, Bruja?
    Pues haz el favor de explicármelo, porque yo no... jaja.

    ¡Pues claro que me entiendes! Por algo eres bruja.

    ;-)

    ResponderEliminar
  16. Hola, Marina.

    Gracias por tu beso. Aunque sea nevado, o precisamente por eso, lo he notado cálido y suave como el roce de un pétalo.

    Otro beso de nieve para ti.

    ResponderEliminar
  17. jajaja..., he tenido que pararme a pensar esto de la paronomasia, a veces se dicen cosas raras...
    lo dices por los muebles...y ser móvil...?
    qué gracia,
    y las gracias que te doy.

    ResponderEliminar
  18. Alfaro, me temo que tú y yo estamos condenados a no entendernos...
    Dije lo de la paranomasia como un guiño, porque había visto (no leído, aún) que la última entrada en tu Nameless City se titula "Sin aliteración".
    Pero, está visto que no nos entendemos, y esto último lo digo sin acritud. Bueno, esto y lo otro y lo de más allá.

    Un beso, sin posible aliteración, y buenas noches.

    ResponderEliminar
  19. Para el lobo estepario inundado de nieve, un saludo.

    Salut N.

    ResponderEliminar
  20. Mi amigo, la nieve es magia que cae del cielo, como el maná, como la poesía misma. cariños

    ResponderEliminar
  21. Gracias, Salut.
    Lástima que la nevada duró poco, aunque empezó con fuerza.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  22. Hola, bella Maga.

    Así la veo yo, como magia. Al menos, ese efecto me produce.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  23. ¡Ay, Antonio, qué yo no sé si lo de ser libre-pensadora es bueno o es malo! :) pero sí sé que ver el lado bueno de las cosas te evita tener úlceras estomacales y cara avinagrada jejeje

    Me ha encantado darte el "nobel-dardo".

    Un beso

    ResponderEliminar
  24. Tranquila, Luisa, es bueno, muy bueno. Y no me refería a lo de ver el lado positivo, sino a lo que dices antes...

    Gracias, y a mí me ha encantado recibirlo de tus buenas manos.

    Un veso. Uy, ¿ves lo que pasa?, recibe uno un premio y ya se duerme en los laureles y hasta se olvida de la gramática.

    Quería decir: un Beso.

    ResponderEliminar
  25. Hoy ya es historia la nevada de ayer y la belleza de esos copos gigantes que durante unas horas nos hicieron creer que "otra gran nevada" en Madrid, era posible. Hoy es lunes, un lunes de cielos grises, frío y lluvia, pero a mí, que soy un bicho raro" me gusta la lluvia, así que hoy estoy feliz.
    ¡Perdón!

    ResponderEliminar
  26. Pues sí, Esther, es una pena que esa nevada que apuntaba importante se quedara en nada.
    Pero yo también soy un 'bicho raro' y me gusta la lluvia.
    Yo creía que vivias en Andalucía, no sé por qué, ah sí, por lo que dices a veces que echas de menos...
    Hoy, martes, hay aquí en Madrid un cielo que... parece como si fuera otra vez a nevar. Ojalá.

    Un saludo.

    ResponderEliminar