Aquí escribo,
al filo de la noche,
en este cuaderno de cristal
y humo,
para ahuyentar las sombras.


Con la ventana abierta,
por si viene el pájaro
del sueño.

AHM







lunes, 19 de enero de 2009

La noche estrellada



Dedicado a la amiga Rayuela, a quien parece que le gusta especialmente esta pintura de Van Gogh.

AC.

33 comentarios:

  1. Bonita pintura,como tantas otra de este gran artista,Me encanta los girasoles su colorido me fascina y su inmensidad me atrae,
    abrazos

    ResponderEliminar
  2. Hola, Marina.
    Pues si te gusta, no sé si has visto que un poco más abajo he puesto un vídeo con sus obras...

    Un abrazo de girasoles.

    ResponderEliminar
  3. Comparto afición por ese cielo estrellado de Van Gogh, así como el resto de su obra.
    Me autodedico la imagen y el post.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Pues me parece muy bien, Esther.

    Alguien que vive y siente bajo las estrellas puede hacer aquí lo que quiera.

    Un saludo, amiga estelar.

    ResponderEliminar
  5. Graciaaaaassssssssssss Antonioooooooooooo!!!!!!!!!!!!!
    Me lo llevo para adornar mi zigurat!

    Mil Besos, lobo amigo!

    ResponderEliminar
  6. El cuadro de Van Gogh es excepcionalmente bueno, Antonio, lleno de fuerza y gusto por "halagar" al observador, al igual que excepcionalmente bueno es tu detalle al dedicarlo. Estupendo gesto, amigo Antonio, que, si me permites, al igual que otros compañeros, hago mío, así que los fantásticos colores de Van Gogh me caompañen todo el día.
    Gracias.
    Abrazos de noches, de estrellas y de buenos cuadros...

    ResponderEliminar
  7. Antonio, creo que entre este Vicent Van Gogh y Don Quijote hay rasgos parecidos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Antonio:
    Tal vez a tu amiga también le guste ver esto.
    http://es.youtube.com/watch?v=nkvLq0TYiwI
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Van Gogh, siempre fascinante. Preciosa carta. Y esas supernovas, cargadas de tristeza…

    Gracias.

    Saludos.
    Candi


    Veo que no echas de menos el sol.

    «Si lloras en la noche por el sol que te falta, no verás las estrellas.»
    R. Tagore

    ResponderEliminar
  10. Muy bien, Rayuela, llévatelo, es tuyo.
    Me alegro de que te guste.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Pues muy bien, Raquel, también es para tí. Que lo disfrutes.

    Por cierto, por falta de tiempo, tengo aún pendiente leer tu historia de "La Espera", y me interesa mucho hacerlo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Pues es cierto, Terry, no me había fijado. Un Don Quijote con sombrero de paja. Creo que incluso por dentro se parecían...

    Un saludo, y sigue por siempre con tus "quijotadas".

    ResponderEliminar
  13. Gracias, Bel, se lo diré, por si no lo ha visto.

    Quería haberte dejado un comentario en tu blog, pero cerraste el tema.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  14. Candi, yo no veo esas estrellas "cargadas de tristeza", sino más bien de preguntas...

    Y no, no echo de menos el sol; desde muy joven seguí el consejo de Tagore. De hecho éste es un cuaderno nocturno a propósito.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  15. Hola Antonio!!
    La noche estrellada y girasoles, son mis preferidas, ademàs me une a ellas hermosos recuerdos :D

    Me a gustado tu casa, tiene càlidez y colorido, y una mùsica hermosa, sin dejar de mencionar que las pàginas de tu cuaderno nocturno abren esa puerta a la imaginaciòn.

    Gracias por visitarme!!

    Besos y muchos màs.

    ResponderEliminar
  16. Hola, Amanecer.
    Me alegro de verte por aquí tan pronto. Has venido con el amanecer (aquí, en España, porque en USA imagino que será de noche).

    Y qué bien que te guste mi casa. Sí, tiene cierta calidez, aunque sea suave, de luna.

    Por supuesto, nos seguiremos viendo. Me gustan los amaneceres y las mariposas.

    Un beso alado, para que cruce el charco.

    ResponderEliminar
  17. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  18. Amigo Antonio, bienhallado has sido en las Locuras, bien recibido siempre amigo.
    Al llegar a tu espacio entiendo tu acercamiento a mi poema "La Noche" y agradezco tus palabras que me llegan con sinceridad y alegría de leerlas.
    No siempre se pueden ahuyentar las sombras de la noche, a veces, es mejor sintonizar con ellas, al fin y al cabo, ellas siempre dominan las horas nocturnas.

    Espero que no sea sólo la noche quien te traiga de nuevo a mis Locuras, ellas no distinguen demasiado en que hora estamos.

    Un abrazo.

    María

    ResponderEliminar
  19. Hola Antonio! agrdezco tu aviso y a Bel por la dirección Voy hacia allá!

    Un gran beso, amigo nocturno!

    ResponderEliminar
  20. Antonio, palabrita del niño Jesús que puse algo en la entrada de vincent....ahora no puedo......

    Algo ocurrió.....Salu2sssss

    ResponderEliminar
  21. Cortázar y Gogh, sería un dúo explosivo..., pero me temo que lo de Rayuela es un nombre propio de otra persona, de ahí que si le gusta especialmente... Quizá.

    ***

    Lo más cerca que estuve de la meditación oriental fue cuando practicaba Kung Fu (No el famoso Shaolín, sino otro, sin armas), pero en el Zen no he profundizado nunca. A mi pesar, porque me gusta. Pero es que todo no se puede hacer en la vida. No importa, en aquellos tiempos la disciplina, aperte de lo marcial, incluía meditación, etc... y aprendía mucho, aunque con el trasfondo chino de interpretar las cosas y no el japonés que es más rígido y marcial.

    En todo caso, tu koan, si éste es el sonido de las dos manos, ¿cuál es el sonido de una mano?

    No hay por qué contestar, si lo haces te confundirás. Esa es la enseñanza.
    Pero si insistimos en obviar lo invisible, la razón de lo que no vemos, tendríamos que decir que el sonido es el vacío o la quietud de todas las cosas. O el no-sonido.

    Pero es que la palabras son ríos que se mueven y cuyo caudal hace que puedan cambiar de forma y aspecto. Así que el sonido es el ruido y lo que no se mueve no produce ningún ruido. ¿Cuál es etc...? el no ruido. Todas las cosas tienen su "contrario" o, mejor, su opuesto. Así que si a la dualidad del roce le entregas su opuesto, obtienes la unidad. Dime, ¿qué sonido tiene Dios? Diría San Agustín (otro mónstruo del Zen, aunque no lo sepamos). Dios es uno, así que su sonido es todo y nada a la vez.

    Su discípulo (Toyo), después de haber sopesado cada uno de los sonidos de todas las cosas, llegó a esa conclusión.

    Un abrazo enorme. Eres una gran persona y sigo pensando que no estoy a tu altura.

    Chuff!!

    PD.: Mi nombre de blogger es un juego de palabras que podría significar varias cosas. No tiene sentido buscar más allá de las palabras. Es un nombre nada más.

    ResponderEliminar
  22. La verdad, es que le ocurre a todo tipo de "artista", no ven, ni oyen, ni leen....
    Simplemente se dedican a poner su punto de vista, y a no hacer críticas constructivas, pero de todos tenemos que sacar lo mejor....

    NO podemos ser para todos igual....

    Como decía M.Rios,
    "Ni diablo, ni santo...
    Ni Caín, ni Abel,
    Ni Dios, Ni Lucifer"
    "Ese no....No soy yo"

    Pese a muchos a los que aparentemente nos parezcamos...

    Y Vincent, así lo vivió....

    Salu2ssssssssss

    ResponderEliminar
  23. Buenísimo, es delicado, profundo y molado sobre el filo brillante de la quietud onírica!

    Un placer leerte, espero disponer de tiempo para hacerlo con el resto de tu obra!

    Encantado de conocerte!

    ResponderEliminar
  24. Hola, Isoba.
    Tu comentario es digno de ser enmarcado y exhibido en el museo, junto a este cuadro de Van Gogh.

    Muchas gracias por la lección, pero más que por los datos, por la pasión.

    Un abrazo, erudita y apasionada amiga.

    ResponderEliminar
  25. Hola, María, y bienvenida.
    Como ves, mi preferencia natural es sintonizar con esas sombras, que para mí son siluetas amigas que esconden brillos más allá de sus bordes.
    Me acercaré por tus Locuras del Pensamiento a cualquier hora, del día o de la noche. Las locuras me atraen poderosamente.

    Un abrazo loco (con pensamiento).

    ResponderEliminar
  26. De nada, Silvia.
    Espero que te guste lo que allí veas. Ya me contarás.

    Un beso, amiga del zigurat.

    ResponderEliminar
  27. Hola, Erik.
    Nunca me ha interesado el "artista", sólo el artista, sin comillas.
    Y una crítica no constructiva no es una crítica, es una putada.
    Alguna vez leí, no sé dónde, que la mayoría de los críticos son artistas frustrados, de ahí su encono hacia gente que empieza y que tiene valores.

    Un saludo marino.

    ResponderEliminar
  28. Hola, Zen.
    Te dejé el koan porque creía que tu nombre venía de ahí, pero de todas formas se puede decir que lo has acertado.
    Hace poco tiempo pensaba que el sonido de una sola mano era chasquear los dedos, hasta que un día, aprovechando que mi idiotez estaba de vacaciones, me dí cuenta del error. La cosa era tan sencilla que me quedé impresionado. No alcancé el 'satori', pero fue una sensación que me dejó como limpio, con la mente despejada, y una sonrisa de oreja a oreja. :)

    Un abrazo, y deja ya esa manía de las alturas.

    ResponderEliminar
  29. ¡Hombre, Juan! El señor de la laguna...
    Me alegra mucho que hayas encontrado tiempo para venir, y más aún si te gusta mi cuaderno.

    Como te dije, en tu Mirada Pretérita, noto que hay muchas afinidades. Así que espero seguir viéndote. Yo me pasaré por allí siempre que pueda. No quiero perderme tus afiladas y románticas letras.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  30. La verdadera frustración del artista, es cuando los demás ven todo lo contrario que él quiso plasmar....Suele ocurrir demasiado a menudo.....Pero por suerte, algunos críticos suelen atinar, y corregir a ese artista suele ser más recompensa que crítica......

    Salu2ssssss

    ResponderEliminar
  31. Y en tu caso, Erik, ¿se ha dado el primero o el segundo caso?
    Me temo que sé la respuesta...

    Ten en cuenta una cosa, y lo digo desde la ignorancia del profano: la poesía es muchas veces como un lenguaje codificado, con lo cual, a falta de las claves del artista, el poema queda abierto a múltiples interpretaciones.
    Por supuesto, el poeta no va a añadir en su libro un 'vocabulario' aclaratorio, como si fuera un ensayo científico, pero siempre correrá el peligro de las interpretaciones erróneas.

    A mí me suele pasar, por ejemplo, con Alfaro (de La Ciudad sin Nombre, que no sé si conoces): me gustan sus poemas, su musicalidad, las palabras que emplea, las imágenes que allí se conjuran, pero la mitad de las veces no tengo ni idea de qué está hablando. Me suelo enterar del sentido del poema por los comentarios que vienen después.
    Si esto me pasa a mí, no tiene importancia, pero si sucede con un crítico literario, puede salir cualquier cosa.
    Hombre, muy burro tiene que ser el crítico para ver lo contrario de lo que intentó expresar el artista, pero, como digo, la poesía es un lenguaje cerrado, íntimo, que queda sin protección ante la mirada extraña.
    Y no sé para qué te digo esto, que sin duda tú ya sabes de sobra.

    Un saludo, Erik.

    ResponderEliminar
  32. Profano soy también, aprendiendo voy con un grupo literario de un pueblecito de la mancha, cerca de dónde vivo.....
    Aparte de no ser un artista, sino un aprendiz...Si leo a Alfaro, está en algunos de los blog que sigo, y de vez en cuando le he leído....

    El mayor de mis problemas no reside en lo que entiendan, sino en que a veces solamente el Viento Mistrál lo conoce, es así como a Mí musa la catalogaron hace mucho tiempo......Pero esa es otra historia.....
    Otro Saludo....
    Y la inspiración surge espontánea, a veces y por suerte, los lugares por los que a diario transcurre mi caminar por esta tierra manchega...
    Sin olvidar, como Chavela Vargas, que me dejé el Corazón en Madrid....

    ResponderEliminar
  33. Entendido, Erik.

    Entonces, lo único que de verdad importa es que tú te entiendas bien con ese viento, y lo demás sobra.

    Fíjate, yo te hacía viviendo cerca del mar, y resulta que estás en otra clase de mar... Bueno, lo que vale es el viento.

    Saludos de aire.

    ResponderEliminar