Aquí escribo,
al filo de la noche,
en este cuaderno de cristal
y humo,
para ahuyentar las sombras.


Con la ventana abierta,
por si viene el pájaro
del sueño.

AHM







viernes, 16 de noviembre de 2007

El bosque de los sueños


















A esta imagen me gusta llamarla el Bosque de los Sueños.
Las ramas y hojas que se acumulan y alfombran el suelo son todos los años perdidos.
Seguro que allí, al fondo, donde brilla la luz, hay algún tesoro escondido...

2 comentarios:

  1. ¡Jajaja! Te has empeñado en que pisar las hojas caídas de otoño suenan "crash, crash..." Y yo creo que no es exacto. Tengo que encontrar un diccionario de onomatopeyas, si es que eso existe.

    Saludos, Hada, desde el puente del tiempo.

    ResponderEliminar